Reseña del poemario de Marisol Santiago
por
Juan Carlos Vásquez

 

A

las de color oscuro con múltiples rayas naranjas, rojas y blancas, dóciles de hábitos nocturnos, en busca de la eclosión del primer estadio. Etapas de muda y desprendimiento de piel, como el poema, como la vida: desde el minúsculo paso hasta el despliegue que marca las distancias. En Poemas de una polilla, Marisol Santiago, hila un tipo de seda que crea a partir de la fragmentación.

La niñez, la enfermedad y el desamor se funden para dar lugar a un sueño donde pueda encontrarse y sentirse refugiada.

Es su camino el camino a un territorio menos umbroso. Un lugar en el que se desprende de los vendajes y logra elevarse para contemplar su paso. Hay un antes y un después, un punto de referencia: Por nanas y cuentos de terror / mi piel llagada penetras con tu sal / entre las olas. / Golpeas, solitaria, libertad, contra las rocas. // Me quiebras, / como hombre acostumbrado a los halagos, / que, por tantos amores, / ya con pocos te sorprende. // Me alejo / y susurras mentiras. // A tu orilla vuelvo, herida / y tu espuma me arrastra / y tu corriente me adentra / hacia ese fondo, / temida y adorada suerte («Mar herido»).

Recorrido que en su ambivalencia apunta, agrede y sana, cuando la autora reviste su amor con una presencia inspiradora: Mi hija respira tranquila, arropada por un feliz sueño. / Me siento junto a ella y, antes de pronunciar su nombre, / mi alma sonríe, dichosa («Mañana de lunes»).

Existen largas instancias para que las alas adopten firmeza, rigidez, para que la poesía se convierta en nexo y los primeros desenlaces sean una gran obra, ese es el caso de Poemas de una polilla: fenómenos, obsequios, enfermedad, amor, luminiscencias para sortear el horror inicial enmarcado desde la ensoñación infantil. Un desdoblamiento lleva a otro: la multiplicación reside ya no en el (ahora) estriba en el desarrollo del yo.

La muerte me ha ofrecido lo que la vida jamás me ofreció, / Siéntate sobre mi losa esta noche. / Permíteme que contemple la luna en el resplandor de tus lágrimas («Su sepultura»).

 


 

Tapa Poemas de una polilla

  Poemas de una polilla (ISBN: 978-84-124184-6-0) se puede adquirir en la web de Ediciones Vitruvio: https://poesiaentodo.com/p/poemas-de-una-polilla-de-marisol-santiago

 

Juan Carlos Vásquez

Juan Carlos Vásquez (Valencia, Venezuela, 1972). Autor de Vulnerables (Ed. Filatel, 2019), Ward’s Island, Reflexiones nocturnas y otras consideraciones, del poemario Colapso. Poesía reunida (1999-2021). Media EU S.à r.l.. Ha obtenido diversos premios por su obra narrativa y poética. Ha sido incluido en diversas antologías literarias en México, Perú, Chile, Estados Unidos y España. Integrante del grupo cultural Spanic Attack (Nueva York, 2004). Sus poemas y relatos han aparecido en distintas publicaciones literarias, digitales e impresas, europeas e hispanoamericanas, tales como Barcelona Review, Babab, Diario La Razón, Diario el Impulso, Almiar (Margen Cero), El coloquio de los perros, Canibaal, Casa Bukowski Internacional «proyecto multiplataforma de literatura, cine, artes y ciencias», entre otras. Vásquez se trasladó a la Florida en 1999. Desde entonces ha vivido en Tampa Bay, San Francisco, Nueva York y otras ciudades de Estados Unidos y España. Actualmente reside en Barcelona.

🖥️ https://bit.ly/juancarlosvásquez
📩 jcvasquezf [at] gmail {dot} com

👀 PULSA AQUÍ para ver otros textos de este autor en Almiar

🖼️ Ilustraciones: Retrato de la autora del poemario y tapa del libro cedidas para esta entrevista. Derechos reservados.

índice artículo Rubén Sacchi

Artículos y reportajes en Margen Cero

Revista Almiar · n.º 125 · noviembre-diciembre de 2022 · 👨‍💻 PmmC · MARGEN CERO™

Lecturas de esta página: 96

Siguiente publicación
«No hay mayor cárcel para el ser humano que la…

Al borde de la frontera 007