Poemas de última entrega

Poemas de última entrega

[…] El bullicio exterior no llega a ocupar ningún espacio/ en esta anodina cáscara corporal por la que me reconocen otros./ He recogido de un bolso descuidado todas las monedas… (poemas por Felipe Fernández Sánchez)

Y el verde olivo mataba al pueblo

Y el verde olivo mataba al pueblo

[…] el viento arrastraba/ pólvora sin límites/ y entre la Casa del Pueblo/ y la Plaza Murillo/ un golpe maligno estalló… (poema por Javier Claure Covarrubias)

Siberia es poco

Siberia es poco

[…] ¿Sabes que vas descalza/ por un lugar que desconoces?/ Muñeco soy de porcelana/ arrastrado a los abismos… (Seis poemas por Iván Ávila Nieto)

Autobiografía (y otros poemas)

Autobiografía (y otros poemas)

[…] Vengo de todas partes, de la bota, del rancho, del río, del pez, del vientre, de ti, siempre de ti./ Intento desembocar en la palabra, única creación que me hace volver a mi forma humana… (De Autobiografía, poemas por Johanna Marcela Rozo Enciso).

En la casa azul

En la casa azul

[…] Es febrero y huimos del frío de la ciudad/ nos contaron de sus calles tersas/ y de sus árboles que ya no existen/ y ahí escuchando el correr del agua/ atrevo a tocar la herida que se agazapa… (tres poemas de Rumor de niebla, por Mariana Bernárdez).

Ardua

Ardua

[…] Gladys en los cines conmigo/ por las noches/. Una tarde, desnudas/ con su Nikon/ ante un espejo/ nos fotografiábamos (Ocho poemas de Ardua, por Rolando Revagliatti)

Tipos como yo

Tipos como yo

[…] Tipos como yo que no pasamos de moda…/ Por mí (hecho a dobleces)/
puedes guardarme como un amor imposible, amor. De veras. Podré aguantarlo…. (tres poemas por Rafa Mellado)

Dímelo tú, Cotard

Dímelo tú, Cotard

Esta ausencia infinita después de ti,/ esta idea que vaga solitaria/ y resuelta a deshacerse (Dímelo tú, Cotard, poemas inéditos por Alsino Ramírez Cañar).

Quizá

Quizá

Quizá lo único que podemos hacer en la vida/ es mantenernos erguidos ante el abismo. (Tres poemas por Rafael Ureña Egea)

Paisaje sin destino

Paisaje sin destino

[…] pero el atardecer llevó su rostro/ a contemplar un paisaje sin destino./ Insiste en recorrer otros espacios/ ¡Aún hay vida! (poemas por Ada Iris Cadelago).