breve compilación de poemas por
Adán Echeverría

 

Estrella Gracia González. Matamoros, Tamaulipas. 1979. Lic. en Ciencias de la Comunicación. Narradora. Miembro del Taller Alquimia de Letras, Miembro del Ateneo Literario José Arrese y del Taller de Apreciación y Creación Literaria. Ha publicado en revistas electrónicas nacionales y del extranjero.

 

Traslúcido

 

Fumo un cigarro,
la ventolera
tapiza mis pies
con flores de moringa.
No existe mejor compañía
que la soledad.

Llegas inundando mi mente,
y escapas
en la bocanada de vaho;
para mirarme con deseo
mi cuerpo arde y se consume
como el cigarro.

No es brújula
sin embargo,
el cigarro me lleva a ti
a tu voz que me revive,
a tus palabras que me inspiran,
y al sabor adictivo de tus besos.

Es breve, muy breve la vida de este cigarro
y enciendo otro
en mis ansias
de seguir contemplándote,
en ese humo traslúcido
como tus ojos,
que no me permiten ver,
más allá de su interior.

 

Padre

 

Al hombre que siempre fue fuerte,
inteligente e incansable

 

El dolor tiene fecha,
renace en mi memoria
tu imagen firme
y tu fe inquebrantable.

He llorado tu ausencia,
así como aquella noche
el cielo lo hizo,
entre desconocidos tintineos
y azotes de palmeras.

Nada me preparó
para comprenderlo,
me sentí una niña
perdiendo su mundo.

Bendita sea tu herencia
no de riqueza
si no de tus virtudes,
mi amado padre.

 

Luciérnagas

 

Mío es el universo
el cielo, la tierra,
el breve ocaso,
la fresca alborada.

Tu mirada es mía,
el néctar de tus labios,
el río de tu mente,
el manantial de tus palabras.

Tuyo es este corazón
con su perpetuo latir
y las luciérnagas del amor
que cuido en mis entrañas.

 

separación párrafo

Alicia Leonor. Tamuín, San Luis Potosí. 1968. Radicada en Matamoros, Tamaulipas, desde 1990. Licenciada en Administración de Empresas y Contaduría Pública. Poeta, narradora. Promotora de lectura. Asiste a los talleres del Ateneo Literario José Arrese desde 2014.

 

No sé a dónde voy

 

Más allá de la puerta de entrada
hay un lamento

Los dedos claman dolor
y como pluma marcan un trazo.

Tras esa puerta muere un suspiro
una idea           la alegría.

La magia se sigue escondiendo
la busco hasta la punta de mi columna vertebral.

Se ha ido

Como él    ella se ausenta
                      sola  yo       al lado mío.
Me levanto      me busco          no estoy.

Solo está alguien que delira.

No puedo ser yo
anoche salí de mí
y mi nombre se escuchaba
tan dulce
en todas las bocas.

 

Tormenta de arena

 

A veces los días parecen
una tormenta de arena en la nada
los reconozco tan bien
cuando se acercan
traen ese polvo de recuerdos
que nos hace tan vulnerables.

Lo siento cuando el color rojizo me tiñe
nubla la mirada y convierte
mis pupilas en arcilla.

A veces lloro desayunando
los restos de cualquier volcán
aunque grite que ningún
fuego me quema.

La vulnerabilidad me hace humana
y guarecerme es como vivir a medias.

Schopenhauer decía:
El sufrimiento del hombre es doble
no solo le acecha la muerte
sino la certeza que llegará.

Porque el fin está ahí
es inexorable
a un instante de nosotros.

Como esa tormenta de arena
en el desierto.

 

Luz de otoño

 

Cada otoño
la luz se desliza
suavemente hacia la sombra
dejando una paleta de azules, ocres y dorados
en infinitas escalas sobre un naranja que invade
y todo lo cubre hasta el horizonte.

Es un adagio lento de sol
un sol amable
que matiza los duros relieves
de mis anhelos.

Me gusta abrir los ojos
sin ruido
            sin horarios
solo con mi pensamiento
que materializa mis sueños
salidos de relatos renacentistas.
La tarde calla
          Da Vinci dormita
                    entre mis brazos.

separación párrafo

Larissa Calderón. CDMX, 1978. Mamá dedicada al hogar, columnista y editora en delatripa: narrativa y algo más, traductora y lectora. Licenciada en Lenguas Modernas. Diplomada en lengua, cultura y civilización francesa. Diplomada en Creación Literaria por la SOGEM. Escribe sobre los derechos de la infancia.

 

Gato Blanco / Gato Negro

 

Gato Blanco de ojos azules es el rey de los gatos.
Su trono es la cornisa de una ventana donde se recuesta a ver el mundo pasar.


Gato Negro de ojos verdes es un gato sin fortuna, sin hogar y sin familia
Es amigo de la noche y la libertad.

Gato blanco no se preocupa por nada
Con un maullido le dan su comida favorita
y con otro le abren la puerta del jardín

Gato negro en el día busca una sombra fresca donde descansar sin que nadie lo moleste.
En la noche caza.
Cuando queda bien lleno, camina por las azoteas para mirar la luna.

Gato blanco no soporta ni una mancha en su pelaje claro y suave como algodón.
Todos los días lo cepillan y miman.

Gato negro adora el silencio nocturno y las luces de la ciudad.
Cada noche se divierte acechando presas que no lo ven por su pelaje oscuro.


Una mañana Gato blanco mira desde su ventana a Gato negro y piensa:
¡Qué vida tan difícil!

Gato negro mira de vuelta a Gato Blanco y piensa:
¡Qué vida tan aburrida!

 

Me quedé con el amor imposible

un amor que no era para mí
tampoco lo robé
nos encontramos así
como dos piezas de distintos rompecabezas
que embonan sin pertenecer
los demás se irán acostumbrando.
Los amores imposibles traen reproches
no son fáciles de vivir
entonces sin pensarlo
lleva en tierno gesto
mi mano a su boca
la besa
una chispa en sus ojos
me dice que es feliz.
Los amores imposibles son como las revoluciones
con ideales y bombazos
pero cuando se ganan
un nuevo comienzo
se consolida en el vientre.

 

Que todo fuera

 

Que toda la música fuera como Dance de Jamiroquai, vibrante y armoniosa.
Que todas las novelas fueran como las de Jane Austen, no solo triunfa el amor sino la razón.
Que todas las pinturas fueran de Monet, suavemente iluminadas.
Que todos los paisajes fueran campos de flores amarillas, manantiales de agua limpia, humedales con parvadas de aves rosas.
Que todos tuvieran el sueño profundo y reparador.
Que todos los niños no pudieran sino sonreír.

 

 

Adán Echeverría García. Mexicano. Director de Operaciones del CISEAN-UANE desde 2021. Profesor Investigador. Estudios de licenciatura en Biología (2001) y maestría en Producción Animal Tropical (2001-2003) en la Universidad Autónoma de Yucatán. Doctor en Ciencias del Mar.

🖥️ Web: https://uane.academia.edu/Ad%C3%A1nEcheverr%C3%ADa

👉 Otros textos de este autor, en Almiar: Del silencio hacia la luz: Mapa Poético de México. Poetas nacidos en el período 1960-1989 (compilación de poemas)¡Adanizáralos! (hiperbreves)La verdadera musa de Manuel Acuña (artículo)

🖼️ Ilustración poemas: Fotografía por PIRO4D, en Pixabay [dominio público]

* N. del E: Los poemas aquí publicados guardan la anchura de las líneas y las sangrías tal y como los escribieron sus autoras. Para su lectura en un dispositivo móvil aconsejamos que el aparato se sitúe en posición horizontal.

Mar de Poesías poemas tres mujeres poetas

Más poemas en Margen Cero


Revista Almiarn.º 125 | noviembre-diciembre de 2022MARGEN CERO™

 

(32 lecturas, 1 en el día de hoy)
Siguiente publicación
Se astilló la noche/ y la luz como la ciudad,/…

Esta web NO UTILIZA cookies de terceros ni recopila información personal alguna. Para informarse de nuestra política de privacidad pulse aquí