poema por

Ángela M. Kuhn

 

Para Mauricio Castrejón              

 

Quiero dejarte, y te dejo

verterte entero en mi vientre.


Quiero evitar, y evito

que domine la razón.

Atemporal ángel me abraza

mordiendo inquieto mis senos:

 

Tiene mirada de nacimiento,

tiene frente de amanecer.

Crear. Crecer. Creer.

 

Atemporal ángel. Me siento

a contemplarlo desnuda.

Tiemblo de miedo y de rabia.

No sé si soy flama u ola.

Él dibuja una melodía de rubor

con un dulce desatino de violines,

pareciera que conoce los secretos del espejo,

se yergue intacto del fuego y del mar,

de los rojos cristales rotos;

y entonces, sólo entonces, te veo.

 

Sonríes;

deseo al ángel.

 

Vuelvo a ceder, vuelvo a dejarte.

Él recita en mi oído la palabra inevitable.

La pronuncio entre hilos de exhausto estertor.

 

Llega la calma, te veo.

Te tengo.

                        Sonríes.

 

El ángel se desnuda y su canción

es una gaita lejana y una delgada voz.

 

 línea párrafo poema atemporal

Ángela M. Kuhn (1986). Guayaquileña, aficionada a la escritura desde muy joven y fascinada por la investigación. Es oceanógrafa de profesión y en su carrera ha encontrado su mayor inspiración y satisfacción. Trabaja como investigador junior en la Fundación Charles Darwin, en las Islas Galápagos, Ecuador.

@ Contactar con la autora: angela.kuhn [at] gmail.com

Ilustración poema: Fotografía por Pedro M. Martínez © 

 

entrada mar de poesías poema angela kuhn

Más poemas en Margen Cero

 Revista Almiar – n.º 58 / mayo-junio de 2011MARGEN CERO™Aviso legal

 

(Total lecturas: 102 ♦ Reciente: 1)