poemas por
Anna Moreno Guirao

 

No ho sé
si és quelcom arbitrari
la inèrcia de les agulles
del meu rellotge.

No ho sé
si et voldria amb mi
si és tan fugitiva l’alegria compartida
si soc tan inconformista
potser no mereixo cap alta estima.

M’és igual
si devores la vida a queixalades
si aturen el teu impuls
o la teva embranzida,
el meu sabotatge és propi.

On queda la meva confiança?
S’ha n’ha anada amb tu.
Penso, dic i sento,
però res coincideix.

La realitat m’és poc real ja
i no goso gaudir dels poemes amorosos
quan sento més la tristesa que l’amor
i no escric si ets amb mi,
però no ets meu
i et conec tant com em desconec.

 

No sé de poesía amorosa

 

No lo sé
si es algo arbitrario
la inercia de las agujas
de mi reloj.

No lo sé
si te querría conmigo
si es tan fugitiva la alegría compartida
si soy tan inconformista
quizás no merezco ninguna alta estima.

Me da igual
si devoras la vida a bocados
si detienen tu impulso
o tu aceleración,
mi sabotaje es propio.

¿Dónde queda mi confianza?
Se ha ido contigo.
Pienso, digo y siento,
pero nada coincide.

La realidad me es poco real ya
y no oso disfrutar de los poemas amorosos
cuando siento más la tristeza que el amor
y no escribo si estás conmigo,
pero no eres mío
y te conozco tanto como me desconozco.

 

Retroceso

 

Volver a la Nada

al limbo de las espinillas

en la barbilla.


C       a        m       i         n        a        r

                                      hacia el espejo,

                             pero retroceder.

                   Retroceso.

Retroceder.


Paredes blancas,

luces blancas,

lavabo circular

y Oriente en Occidente

¿cinco meses de luna llena?


Mareo. No vértigo.

Mareo.

No avanzas.

Vanidosa: la mano no traspasa el espejo.

 

El paseillo

 

a la familia cuando se va

 

Un féretro avanza tras la multitud
agobiada
agolpada
y mutilada.
Y en sus cabezas no hay siquiera
un poco más
que dentro de ese pobre roble muerto.
Los ojos exhaustos no saben
qué contemplar
y las piernas dormidas no saben
hacia dónde caminar
si no es más allá donde nadie
pueda recordar la madera
que antaño toqué por protección,
pero que al final
mi voluntad descompondrá.
Y quizás ella corra más
y me gane y me atraviese las espaldas
mientras pienso si quizás pueda
rebotar
el abominable e irreparable porvenir
de lo que llamamos
el ser humano:
posibilidad o casualidad.

 


 

Contactar con la autora: annamorenoguirao1997 {at} gmail.com

 Ilustración:  Imagen por Cdd20 / Pixabay [public domain].

 

Mar de Poesías Oficinista Paula Cantera

Más poemas en Margen Cero

Revista Almiarn.º 110 / mayo-junio de 2020 – MARGEN CERO™

 

(44 lecturas, 1 vistas recientes)

Página revisada el