reseña por
Juan Carlos Vásquez

 

C

aminos, ingeniosas manifestaciones. La poesía desde sus pequeños espacios cubre al mundo que aún se resiste a develar cualquier vulnerabilidad propia. Pero qué sucede si esta se desata y sacude el espacio interno de la mente. Si en su imaginación surge desde el más allá destemporizando el tiempo e, inevitablemente, te engancha sin piedad para llevarte en su vuelo por lugares inimaginados donde el concepto toma otro valor para reflejarte en su espejo.

 

Y no pudiste ver
en el sitio donde estallan las palabras
todos los fuegos encendidos
las coces primarias de la infancia
padres tan inútiles como los candelabros.

Doctor Isla (Fragmento)
(A Gene Wolfe)

 


En Las Puertas de Tannhäuser

 

Eduardo Espósito hace un homenaje a la Ciencia Ficción. Dividido en dos puertas y dedicado a muchos autores que de una u otra forma trastocaron su impresión trasladando episodios a hechos cotidianos y particulares de su vida diaria y hasta de la familia.

Autores como: Robert F. Young, Gene Wolfe, Aldous Huxley, Isaac Asimov entre otros… Una introducción a mundos conjugados, otra plataforma de estancia que en un opus bidimensional nos traslada letra a letra por mitos que se vuelven realidades cuando se encarnan con total intencionalidad en pro de una respuesta.

 

Como Ícaro ante las inclemencias de la elevación y el descenso, como Tannhäuser entre el bien y el mal Eduardo Espósito devela la creación particular de un tiempo que ha transcurrido más de lo debido, porque las formas solo se encuentran manipulando dimensiones que puedan trasladarnos al origen o al desenlace de los hechos. En esta obra, la poesía se deslinda de los artilugios, crece, se hunde hasta lo más profundo para retornar perdiéndose de vista…

Las Puertas de Tannhäuser es el quinto libro de Eduardo Espósito, donde se arraigan las búsquedas a tal punto que los sentidos se vuelcan inmersos en todo tipo de rastros. Ya la vida no es la valoración imberbe de hurgar entre las mismas fronteras, la nueva figuración empieza a formarse, a dar sus primeros y engrandecidos pasos.

 

Paseo espacial

 

A Brian Aldiss

 

Un hombre camina solo al borde del planeta

Necesita una piedra para explicar la luna

El drama de su soledad

duerme de espaldas a un sol áspero y agresivo

Engorda una sonrisa cómplice

cuando la ve pasar

redonda como una dádiva

banal

casi un fantasma

Pasa su aliento despuntando estrellas

Pasa su drama como un mensaje en una botella

Pasa

Y se lleva la sospecha de haber existido.

 

«Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Naves de ataque en llamas en el hombro de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir». El soldado Todd Q-POS 3465. Blade Runner (1982).

 

Puzzle

 

A Samuel R. Delany

 

Un poeta pretende reconstruir

el rompecabezas del mundo

desgarrado por sus abuelos

 

No recuerda las coordenadas

(su propio lugar

dentro del juego)

 

Prueba una vez

Otra vez

Desiste

 

El rompecabezas

se insinúa completo.

 

Amarcord

 

A Isaac Asimov

 

Tu corpiño es una máquina cinética

Una estaca en el cuore

Por él se asciende a una escalera

que te conduce al cielo

 

A un prieto cielo de acceso denegado

Me gusta suponer que en él

puedo fichar con mi tarjeta

-mi chata identidad enamorada-

Tu corpiño junta las sangres más dispares

Las reconcilia en sus abismos

Las hace leches de beber

Con rastrojos de un dios

anterior a su viudez

inflama todo el orbe conocido

y me induce a disfrutar de lo que asfixia.

 

 

linea gris Las Puertas de Tannhäuser

 

Eduardo EspósitoEduardo Espósito. Nace en la ciudad de Buenos Aires, el 9 de mayo de 1956. Ha publicado El niño que jugaba a ser Rayo, 1992; Violín en bolsa, 1995. Una novia para King Kong, 2005, Quilombario, 2008. Las Puertas de Tannhäuser. 2011. Participó en varias antologías, destacándose entre ellas Poesía en el subte. Bs. As.: Ediciones de la Flor, 1999. e Italiani d’ Altrove. Milan: Rayuela Edizioni, 2010. Coordina desde 1996 los talleres de escritura de la Dirección de Cultura de la ciudad de Moreno, y otros emprendimientos particulares. Textos suyos han sido publicados en revistas y blog de Chile, Perú, Colombia, México, República Dominicana, El Salvador, Honduras, Guatemala, Estados Unidos, Canadá, España e Italia. Traducido parcialmente al inglés e italiano. Reside en Paso del Rey, Buenos Aires.

Perfil del escritor:
www.facebook.com/esposito.eduardo.5

 

 Las Puertas de Tannhäuser
Ediciones El Mono Armado
ISBN: 978-987-1321-98-8
Páginas: 60

 

margencero reseñas Juan C. Vásquez

Juan Carlos VásquezJuan Carlos Vásquez. (Valencia, Venezuela, 1972). Autor del libro de relatos Pedazos de Familia (Estival teatro, Venezuela 2000). Otros textos suyos han sido publicados en diversos volúmenes colectivos y antologías en Chile, México, Estados Unidos y España; asimismo en columnas periodísticas del Diario El Impulso (Barquisimeto, Venezuela). Formó parte del proyecto Literario y artístico Mirages from an Unreal World by Laura Orvieto, Author house (New Jersey, Estados Unidos 2010). Integrante del grupo cultural Spanic Attack (New York 2004). Obtiene distinciones en los Concursos de Poesía Pro lingüístico y Multimedia Premio Nosside (Calabria, Italia), Edizione 21/2005, Edizione 22/2006. Semifinalista en el Concurso de poesía Pasos en la Azotea (DF, México 2006). Ha vivido en Tampa, FL, Nueva York, San Francisco (California) y Barcelona (España).
Web: Arquetipos de mi yo
(http://arquetiposdemiyo.blogspot.com.es/?view=mosaic)
 www.facebook.com/vasquezjuancarlos

 Ilustraciones en el artículo: (Cabecera) Megacity, fotografía por Pedro M. Martínez © | Fotografía de Eduardo Espósito, publicada en su perfil público de Facebook.

 

reseña Las puertas de Tannhäuser

Más reseñas en Margen Cero

Revista Almiar n.º 68 / marzo-abril de 2013MARGEN CERO™Aviso legal

 

(Total lecturas: 138 ♦ Reciente: 1)