poema por

Alberto Manuel Rivial


El ojo ve la ceiba

cómo crece desde el

centro de lo terráqueo

y frena a un pelo

de lo divino.

 

El ojo no ve la ceiba

solo ve una

                    auto // proyección

es un espejo que devuelve

la mirada

es un espejo que se extiende

en terrazas.

 

La ceiba no ve el ojo

se estira para lograr

llegar a lo  divino

pero esto no llega a ser

porque entre más crece

más lejos empuja al cielo.

 

La ceiba es un no-hombre

y los pájaros que descansan

en ella también lo son.

 

Pero para el que es un sí-hombre

los pájaros y la ceiba no son

de la misma manera.

 

Solo puedo habitar en la

casa del hombre

solo siendo hombre.

 

Solo siendo sí-hombre

puedo ver a la ceiba

como ceiba y a los pájaros

como pájaros.

 

Radiante circulo apuntalado

al centro de las cosas

                   yo solo puedo ser yo si

                             antes de serlo supe que, no

                                                        era

                                                                     yo

si yo fuera ceiba

si yo fuera pájaro

no sería habitante

de la casa del hombre.

 

Si yo no fuera yo

si yo no fuera nosotros

no habitaría contigo la

casa del hombre.

 

Solo parado en este

casa/mausoleo

puedo pensar en pasados.

 

Solo habitando la tumba

de mis ancestros puedo

hablar de memoria.

 

La ceiba no tiene ancestros

cada una de ellas es en sí

un ancestro.

 

Solo los árboles tienen

la gracia de ser

criaturas auto-ancestrales.

 

Cada árbol habita en su propio mausoleo.

 

linea-separadora

Alberto Manuel Rivial. Joven autor mexicano, estudiante de Filosofía y Ciencias Sociales en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, ubicado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Ha participado como miembro activo de movimientos sociales en su ciudad, incluyendo en éstos: Ciudad para todos, Asamblea Nacional Ciudadana, #yosoy132, Pos me salto, y la campaña del primer candidato independiente, José Pedro Kumamoto Aguilar, a la Diputación estatal de Jalisco.
Participó como miembro fundador de una pequeña revista gratuita enfocada a la publicación de poemas inéditos de autores jóvenes, de nombre Origen, y aunque era pequeña y hecha con magros recursos consiguió ganarse el cariño de muchos de los involucrados en la literatura de su ciudad.
En el último año se ha dedicado a generar un poemario con el reflejo y el recuerdo como temática central.

📩 Contactar con el autor: amanuelrivial[at]gmail.com

 

📸 Ilustración poema: fotografía por Pedro M. Martínez ©

archivo poemas Alberto Manuel Rivial

Más poemas en Margen Cero

 

Revista Almiarn.º 82 / septiembre-octubre de 2015MARGEN CERO™Aviso legal

 

(184 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
entrevista por Rolando Revagliatti   Jorge Brega nació el 16…