poemas por

Géraldine Geay

(traducción por Irene Vera)

 

 

Messi I

 

Ils n’étaient en rupture de rien

Ni ne pensaient à éviter l’Histoire

Ils rêvaient de parler mais ne dirent

Que j’étais pauvre

 

Je ne savais pas la taille qu’avaient fait les autres

Ils n’emmenèrent que loin

Du bleu clair et du blanc au bordeaux-bleu

/qu’un liseré jaune!/

Parce qu’on y joue plus souvent.

 

 

Messi I

 

Ni se oponían a nada

Ni pensaban en evitar la Historia

Soñaban con hablar pero no dijeron

Que yo era pobre

 

No sabía cuánto habían medido los otros

Tan sólo me llevaron lejos

Del albiceleste al blaugrana

/¡como un ribete amarillo!/

Porque allí se juega más a menudo.

 

Imagen poema Messi II
Messi II

 

J´ai promis

De jouer sans qu´elle touche terre

Elle n´a pas touché terre

J´ai promis, blessé

De retourner au front pour qu´ils croient

Et j´avais la démange aux ongles d´y aller

J´ai donné la sphère

Au moins bien défendu

J´ai agrandi vos nommes, j´ai le droit

De ne voir du reste du monde qu´un long dvd.

 

 

Messi II

 

Prometí

Jugar sin dejarla caer

No cayó

Prometí, herido

Volver al frente para que ellos pudieran creer

Y el picor de la partida me devoraba

Pasé el esférico

Por lo menos bien defendido

He engrandecido vuestros nombres, tengo derecho

A no ver del resto del mundo más que un largo dvd.

 

imagen recta Au jourAu jour

 

Écouter, regarder

Un gant chaud dans les mains

Rêver les yeux sur

Des chérubins de plâtres

Dans un hamac en toile de valise vide

Les talons encollés d´huiles de fleurs.

 

 

De día

 

Escuchar, mirar

Un guante caliente en las manos

Soñar con los ojos

Sobre querubines de escayola

En una hamaca hecha con tela de maleta vacía

Los talones encolados de aceites de flores.

 


La commande

 

Un monsieur timide me commande pour vendredi une page

Son stylo est plein mais sec

Il regarde ses bras, ses chaussures

 

«Une lettre d´amour comme dans un mélodrame»

Où vous ai-je vu

Aimer c´est toucher parler regarder

«Vous ne pouvez parler pour moi»

Il a dit son adresse, puis rien

 

Quatre mois plus tard il voulait des pages sans amour

Et je fus lente, mais il m´invita

À un lieu où les entendre

Et où les filles venaient par six.

 

 

El encargo

 

Un tímido señor me encarga para el viernes una página

Su bolígrafo está lleno pero seco

Se mira los brazos, los zapatos

 

«Una carta de amor como de telenovela»

Dónde le he visto antes

Amar es tocar hablar mirar

«Usted no puede hablar por mí»

Dijo su dirección y después, nada

 

Cuatro meses más tarde quería páginas sin amor

Y yo fui lenta, pero me invitó

A un lugar donde escucharlas

Y donde las chicas venían de seis en seis.

 


Des siècles d’espoir

 separa párrafo poema Des siècles d’espoir

Des siècles d’espoir que le climat change

Et que l’œil des nouveaux nous redonne la foi

Mais nous sommes, bientôt, à la fin de l’ouest

Et l’est nous rapatrie

 

À courir plus vite que les policiers

L’aurore dans les yeux nous entrons dans la nuit

Apnéique de toutes les anciennes grandeurs

 

Dont nous sauterons, comme d’une île en feu

Dans le deuxième ouest

La deuxième aurore.

 

 

Siglos de esperanza

 

Siglos de esperanza de que el clima cambie

Y que el ojo de los nuevos nos devuelva la fe

Pero pronto estaremos al final del oeste

Y el este nos repatría

 

Corriendo más rápido que los policías

Con la aurora en las pupilas entramos en la noche

Privada de todas las viejas glorias

 

De las que saltaremos, como de una isla en llamas

Al segundo oeste

A la segunda aurora.

 


La proposition
     

 

Dix-huit heures quarante-trois, la proposition

D’un récipient voilé :

Tout peut finir dans la minute

Sans une drogue ni un trucage

 

As-tu lutté pour la fin de l’amour ?

Veux-tu la désirer ?

En voudrais-tu ?

 

 

La propuesta

 

Las dieciocho cuarenta y tres, la propuesta

De un recipiente velado:

Todo puede acabar en este minuto

Sin trampa ni droga

 

¿Has luchado por el fin del amor?

¿Quieres desearlo?

¿Lo querrías?

                           

À l’enfant de l’autre

 

Que je te laisse le blanc

Au milieu

Ne noircisse que le cadre épais

Ne regarde jamais trop

Les broderies

 

Elles n’auront jamais froid

Patientes, extrêmement

Depuis qu’il est mort

 

Elles eurent leurs heures

Dansées où tu danses

Des mourants les aiment

Des mourants les aiment.

 

 

Al hijo ajeno

 

Que yo te deje el blanco

En el centro

Sólo ennegrece el espeso marco

Nunca tiene demasiado en consideración

Las puntillas

 

Ellas nunca tendrán frío

Pacientes, extremamente

Desde que él ha muerto

 

Ellas ya tuvieron su momento

Bailado donde tú bailas ahora

A los moribundos les gusta

A los moribundos les gusta.

 

        imagen Six poèmes perdus 

Six poèmes perdus

 

Six poèmes perdus

En revenant

Improvisés pour six amis

Qui n’iront pas te voir

 

Est-ce que je t’aimerai plus longtemps qu’un homme?

Tu es si libre que tu ne me manques pas

(Auprès de toi, comme j’oubliai!).

 

 

Seis poemas perdidos

 

Seis poemas perdidos

Volviendo

Improvisados para seis amigos

Que no te irán a ver

 

¿Te amaré yo más tiempo que un hombre?

Eres tan libre que no te echo de menos

(Cerca de ti, ¡lo olvidé todo!).

 

 

separador poemas Géraldine Geay Irene Vera

 

Géraldine Geay
Géraldine Geay. Nació en Valence-sur-Rhône (Francia) en 1988. Estudió cine en la Escuela Nacional Superior de Cine de Nantes (Cinésup) y posteriormente cursó estudios universitarios de literatura en la Universidad de Lyon II. Realizó su trabajo de fin de máster sobre los textos de juventud de Henry de Montherlant.
En 2011 se mudó a la región parisina de Palaiseau. Tras probar diferentes géneros literarios como medio de expresión, desde 2013 escribe exclusivamente poesía. Paralelamente, trabaja como vendedora. En marzo de 2014 publica por primera vez en Francia en la revista digital Secousse. Diez meses después, ve la luz su primer poemario Les Immaudits, publicado en la editorial francesa Éditions Tituli (París). Desde principios de este año escribe artículos de lectura crítica en la web francesa de literatura Sitaudis.fr. Su segundo poemario será publicado en 2017.
línea roja Les ImmauditsIrene Vera de la FuenteIrene Vera de la Fuente. Nació en Madrid en 1989. Es licenciada en Filología Francesa por la Universidad Complutense de Madrid y, actualmente, complementa esta formación con estudios universitarios de Traducción e Interpretación. Paralelamente a su recorrido académico, ha vivido en Francia, Irlanda y Alemania, entre otros países. Realiza traducciones a nivel profesional desde el inglés, el alemán y el francés desde 2012. Trabaja desde noviembre de 2015 en la librería internacional Pasajes (Madrid).

📩 Contactar con las autoras: ireneveradelafuente[at]hotmail.com

 Ilustración poemas: Fotografía por buntfried0 / Pixabay [public domain]

 

Archivo Poemas Géraldine Geay e Irene Vera

Más poemas en Margen Cero


Revista Almiarn.º 87 | julio-agosto de 2016MARGEN CERO™ – Aviso legal

 

(Total lecturas: 251 ♦ Reciente: 1)