poemas por

Jesús García Díaz

 

 

A Miryam.
Sin ti, nada

 

 

I

 

Aguardan los aplausos

como lo haría yo,

a merced de tiempos mejores,

agonizantes quizá por falta

del sustento,

quizá por todo,

pero no hechos callar,

sino suavemente

anochecidos.

 

 

III

 

Yo ya sé

de la injusticia

y del miedo.

¿Quién, ahora,

va a asumir

tanto horror?

No se nutren ya

del amor

los dioses.

 

 

IV

 

Ya ves,

millones

de hojas en blanco

relatan

una vida de gloria

y aplausos.

Ni siquiera importa.

Bukowski

nunca lo hizo.

 

 

VI

 

Mierda.

Sudor,

y lágrimas.

Sangre,

y flujos

genitales.

Joyas y perfumes.

«Este, pues

será mi destino».

Ocultar mi cuerpo ajado

entre excesos

y

desperdicios.

 

 

IX

 

Y fue mi sombrío estilo,

mi ecuménico temor,

el que desató el infierno.

Fue mi propio yo,

Midas del fracaso.

¿No veis acaso mi error?

Observad mis anémicas manos

esculpiendo ruinas,

levantando altares

de soledad.

 

 

XIII

 

Y qué si te nutriste

de pastos abyectos,

de fangos y de cenizas.

Qué te importa si volviste,

abatido y delirante

de la vorágine.

Rey de las letrinas.

Qué te importan ya

los brillos

y el desprecio.

Qué te importan

todos los demás.

 

 

XVI

 

Acicalémonos las uñas

ante el profético arañar,

no ha de quedar hoy espalda

sin vestigios del placer.

Orgiásticos hermanos

de cetros y bacanales,

no solo de palabras

se alimentan las lombrices.

 

 

XXIV

 

Todo está en mí.

Todo brilla, vive y muere,

todo reluce como enfrascado

para deleite de mí mismo.

Rezad por mí,

incrédulos,

acérrimos de este mundo.

Rogad por mi eternidad

por hoy y siempre terrenal,

pues el día en que yo me vaya

mi universo vendrá conmigo.

 

 

linea-transparent

Jesús García Díaz nació en 1986, creció en el pueblo asturiano de Vegadeo, donde comenzó a interesarse por la literatura como emulación a sus padres. Durante su formación como arquitecto técnico y técnico GIS vivió en las ciudades de A Coruña, Cáceres y Oviedo.

   A la edad de 17 años escribió su primer poema, el primero de muchos durante una prolífica época entre 2004 y 2011, que finalizó con la mayoría de sus escritos en la basura. Tras varios años de escasez poética y con aquellos textos que se salvaron de la frustración, publica su primer poemario The Big Bad Awful Man. Si bien es más adicto a la prosa que a la poesía, se expresa bajo la poética influencia tanto de las letras del rock estatal como de cualquier libro que caiga en sus manos y merezca la pena leer.

📩 Contactar con el autor: thebigbadawfulman [at] outlook.es

 

Ilustración poemas: Tapa del poemario The Big Bad Awful Man (Incipit Editores, 2015), imagen por Jesús García Díaz ©

 

Mar de poesías poemas Jesús García Díaz

Más poemas en Margen Cero


Revista Almiarn.º 83 / noviembre-diciembre 2015MARGEN CERO™Aviso legal

 

(Total lecturas: 104 ♦ Reciente: 1)