El león bajo las bombas

El león bajo las bombas

Probó el sistema de vida tradicional y no funcionó, experimentó el flagelo sadomaso, el autosabotaje, y tampoco. No obtuvo mejores resultados con la vida del sibarita consentido alentada por los doctores… (Relato por Luis Amézaga).

Nuevas leyendas contadas por jóvenes

Nuevas leyendas contadas por jóvenes

Adán Echeverría es el autor de esta compilación de historias narradas por estudiantes de Mantenimiento Industrial de la Universidad Tecnológica de Matamoros (México), historias que siempre se cuentan en la sobremesa, y en ocasiones para intentar causar una sensación de miedo en los pequeños de cada familia.

Fusilamientos de la razón

Fusilamientos de la razón

La calleja está concurrida por plebeyos exaltados por una anunciada celebración, van a ajusticiar al librero Fausto por refugiarse entre el fuego y la luz, el agua y la razón… (Relato por Kim Bertran Canut).

El proceso

El proceso

Aquella noche iba a ser un desfase. Habíamos terminado los exámenes y la banda iba a salir a saco. Por la tarde quedé con mis bros para hacer botellón en el parque, nos mamamos a gusto y la liamos petarda hasta que se personó la azul para disolvernos… (relato por Manuel Moreno Bellosillo).

Una amistad improvisada

Una amistad improvisada

Y mientras ella le observaba cómo desplegaba un cartel que ponía: «todos los seres vivos merecen una oportunidad», no pudo dejar de sonreír. Por más que avanzaba aquella escena, era incapaz de comprender el mensaje que quería transmitir a los que habían hecho un corro a su alrededor… (relato por Pedro Javier Martínez Aguilera).

Irreversible

Irreversible

Así como las montañas, bajo la influencia de la nieve y de las lluvias, cambian lentamente de aspecto permaneciendo las mismas; y un árbol crece sin cambiar de identidad, el individuo humano conserva su personalidad en el flujo de los procesos orgánicos que constituyen su vida… (relato por Mariano Ruiz Montani).

Caperucita y el lobo

Caperucita y el lobo

Una original versión del tradicional cuento de Caperucita Roja, por Pamplinus Vagabunderberg, un autor algo más heterodoxo que su relato.

Año Nuevo de 2003 en Nueva York

Año Nuevo de 2003 en Nueva York

Solo los más arriesgados habían llegado hasta allí, porque todos en algún lugar del mundo, con o sin dinero, habían dicho: «Vamos a dejarlo todo y marchemos a Nueva York». (Relato por Juan Carlos Vásquez).