El hechizo poético de Marisol Santiago en tres actos

Reseña del poemario por Juan Carlos Vásquez

 

M

arisol Santiago conjura un hechizo poético en tres actos, revelando un viaje desde la penumbra hasta la liberación. En la primera parte, Ahora que me llamas bruja, la oscuridad se incrementa. La narradora enfrenta la derrota, marcando una cruz sobre el pasado de una relación. Este segmento emana oscurantismo, un personaje desgarrado por la traición y el engaño.

Deseas reducirme a cenizas, no comprendes que resurjo de los infiernos. Tal vez sea como aquel árbol torcido al que los niños trataron de quebrar: lo zarandeaban, lo pateaban, arrancaban sus ramas más tiernas y sus hojas. Y aquel árbol, orgulloso de su peculiaridad, siguió en pie. («Cenizas»)

¡Tan sola grazna aquella urraca destripando basura en el jardín! Sobre un charco de orina seca, hasta las ratas se apartan de ella. La vida le prometió amor y no llegó ni a las sobras. Le auguraron fama y belleza, y la miseria del juicio la situó entre la carroña. («La urraca»)

Una reflexión continua sobre las aspiraciones humanas, la lucha contra la soledad y las expectativas de un amor frustrado es parte integral de la experiencia poética.

En «Flores por Olga, Ramo de poemas en memoria de Olga Luna San José», el lamento por la pérdida (de su gran amiga) se materializa en versos como «Clavel blanco» y «Lirio», donde la muerte se convierte en una maldición. La luz de su mirada celosamente guardada entre las ramas de los cipreses revela una conexión etérea que trasciende la mortalidad.

Realidad que marcas mi pecho, encoges mi voz. Ahogado el grito, el llanto no brota. ¡Llora, llora! Me siento, me falta el aliento. Por fin, las lágrimas liberan el golpe» Olga, mi amiga, mi hermana. Muerte, maldita muerte. («Clavel blanco»)

Merecías tantos años, tantas risas. ¿Por qué se enamora el dolor de almas nobles como la tuya? Brilla menos el día desde que te marchaste. Tu luz nos guarda, nos arrulla desde las copas de los cipreses que cantan tu nombre entre sus ramas. («Lirio»)

En «Infancias que tropiezan y que alumbran…», se enlazan las tres partes del poemario, explorando el crecimiento y la superación en medio de los desafíos. Esta sección sirve como hilo conductor, conectando elementos temáticos y emocionales de la obra, actuando como un puente que une las diferentes facetas del viaje poético.

Hay poemas en el hospital.
Me traen libros, para que me distraiga.
Los médicos me vendaron las heridas hoy. Bañan mi piel con brea.
[...] El calor y el ruido son insoportables.
De rodillas en una silla, agarrada al respaldo, cierro los ojos para no ver que apenas hay espacio.
Hoy alguien trajo poemas al hospital. Memorizo cada verso,
olvido el ruido de la máquina.
(«Doce años»).

* * * *

Un mal sueño quebró mi paz. Dos filas enfrentadas:
quienes me amaron;
a quienes amé.
Vestían túnica negra, máscara de cuervo.
Sobre una pira de llamas azules, aguardaban mi sacrificio.
(«Hipócritas»)

En este último poema, Marisol utiliza el personaje de una niña. Este texto revela una conexión con su primer libro Poemas de una polilla, donde la mariposa se convierte en un símbolo poético que trasciende las páginas, fusionando infancia y fantasía.

¿Entre bohemia y humo, una niña sueña con ser mariposa al son de los poemas que cinco adultos recitan. Un padre fantasea con que su bailarina sea famosa y ella, envuelta en un vaporoso traje de hada, traza, a escondidas, versos en una servilleta. («Mariposa poeta»)

Ahora que me llamas bruja, revela un poder resiliente que surge de la oscuridad, similar al árbol torcido que desafía los intentos de quebrantarlo. La dualidad entre la oscuridad y el don…

Marisol Santiago, a través de su poesía, invita a reflexionar sobre la fragilidad y la belleza en cada cambio, creando un hilo temático en un espacio atemporal.

 


 

Marisol Santiago

Marisol Santiago, nacida en Madrid en 1981, es una actriz y poeta que, proveniente de una familia de sanitarios, profesores, músicos y escritores, inició su trayectoria teatral a los dieciséis años. Después de siete años en el teatro, se vio obligada a retirarse y, fuertemente influenciada por el amor a la literatura y la música en su hogar, decidió dedicarse a la escritura, especialmente a la poesía y su estudio.

Participa activamente en eventos y recitales poéticos, contribuyendo a revistas literarias como Tinta en la Medianoche y Aquarellen. Ha sido seleccionada para formar parte de diversas antologías poéticas, entre ellas Versos desde el corazón III (2017), Tragedias poéticas III (2018), Versos en el aire VIII (2018) y Luz de luna IV (2018).

En el año 2021, Ediciones Vitruvio publicó, Poemas de una polilla, integrándolo a la colección Baños del Carmen.

📓 Ahora que me llamas bruja, Marisol Santiago, 2023 © (ALIAR 2015 Ediciones S.L. ▫ https://aliarediciones.es/libro/ahora-que-me-llamas-bruja/).

 

Juan Carlos Vásquez

Juan Carlos Vásquez, dirige y edita Herederos del Kaos. 🖥️ Sitio de autor: https://linktr.ee/juancarlosvasquez

🖼️ Ilustraciones: Retratos de la autora del poemario, del de la reseña y de la tapa del libro cedidas para esta entrevista. Derechos reservados ©.

Ahora que me llamas bruja

Reseñas en Margen Cero

Revista Almiar · n.º 132 · enero-febrero de 2024 · 👨‍💻 PmmC · MARGEN CERO™

Lecturas de esta página: 119

Siguiente publicación
«Escribo dentro de esta celda de dos metros cuadrados, con…