relato por
Orlando Valle

 

D

e repente, en mitad de la noche se oyó un gran estruendo, como de raíces y piedras quebrándose, desenraizándose de la tierra. Instintivamente, la familia fue a ocultarse bajo la enorme y robusta mesa de cedro. Sobrecogido y trémulo, el ovillo humano parecía encogerse, conteniendo la respiración.

La madre, aterrada, no pudo soportarlo más y gritó:

—¿Qué está ocurriendo? ¡Dios mío, asístenos! ¡Asístenos!

Nausica, impávida, se asomó por la ventana: envuelto en niebla y ámbar, el frondoso roble del jardín estaba siendo absorbido por una fuerza invisible hacia la negritud de la noche sin estrellas. Un extraño y melancólico murmullo descendía lánguido desde las alturas.

—Se marcha —dijo, con los ojos muy abiertos, señalando hacia afuera.

Amaneció sombrío. Un gigantesco e ingrávido bosque se extendía en todas direcciones cubriendo el mundo de insólita belleza; llovían hojas, pequeñas y cristalinas gotas de agua y terrones de tierra, desprendiéndose a cada instante de la inmensa maraña de raíces flotantes. Unos tímidos haces de luz esmeralda surgían aquí y allá, brillando efímeros entre la imponente masa arbórea.  Millones de cabezas vueltas hacia arriba gritaban, rezaban y maldecían.

Entonces, los árboles emitieron un profundo y desgarrador lamento, como la nota grave de un órgano de viento universal, y, despaciosamente, la colosal nave viviente fue alejándose hacia la Vía Láctea.

Una pálida luz, mortecina, fue apareciendo en los rostros, aún vueltos hacia arriba, ahora enmudecidos; el rictus parecía ir fosilizándose.

Nausica, yaciente, alzó la mano junto a la ventana, faltándole el aire.

—Adiós —consiguió musitar lastimeramente.

Se hizo el silencio.

La humanidad pereció.

 


 

📧  Contactar con el autor: kahuna-music [at] hotmail [dot] es

La desdicha de no ser pájaro

El relato aquí publicado está incluido en el libro La desdicha de no ser pájaro. Relatos,  pudiéndose adquirir en Lektu: https://lektu.com/l/orlando-valle-obi-sinclair/la-desdicha-de-no-ser-pajaro-relatos/13902

Lee varios poemas de este autor (en Almiar): Fémina láctea

Ilustración relato por Prettysleepy / Pixabay (Public domain)

biblioteca relato Adiós

Relatos en Margen Cero

Revista Almiar (Margen Cero™) · PmmC · n.º 111 · julio-agosto de 2020

Lecturas de esta página: 104

Siguiente publicación
Con un destino en el aire, ópera prima de Montse…