poema por
Norberto Pannone

A

quella antípoda de cielo redondo.
Aquel nadir opuesto al zenit;
siempre rodando,
prisión de fieras,
mansión del aire,
posada de la iniquidad,
espejo del ego,
retrato de toda malicia.
El mundo donde estamos,
donde hay un niño envejeciendo
y un viejo que retorna siempre.
Bajo ese cielo redondo he visto al orbe,
mundo de tal extremo inmundo.
Profanos que aplauden al final
en grosera locura,
aniquilando sin penitencia a la virtud.
Aquí, dónde el relato reina
y la mentira gobierna continentes:
he visto al hombre que sin piedad
destruye al hombre que creó perpetuo.
Rosa de los vientos muertos,
jazmín de huecas Hespérides,
ninfas del ocaso;
hijas impolutas de un Hesíodo
eterno padre de la noche.
las vi danzar por el átomo de uranio
donde El Todo sigue siendo El Todo.
Jinete sobre el hombre fatigado,
vanidad de Hiroshima y Nagasaki.
El hombre camina sin zapatos
con las plantas sucias de sangre,
con los músculos desiertos
y la sustancia desnuda de milenios.

 


 

Norberto Pannone. Poeta, narrador, ensayista y novelista de Junín, provincia de Buenos Aires. Miembro Fundador del Centro Cultural del Tango en Junín (1960). Publicó el libro de Aforismos, Poesías y Cuentos: Historias para Leer en Serio, que se halla en la Biblioteca de habla Hispana de París, en la Biblioteca Nacional de la Lengua Española en Barcelona (España) y en la Biblioteca Española de Bilbao. Además publicó diversos libros, entre ellos: Reflexiones de un machista en decadencia (aforismos), Las Curaciones Paranormales y la fe (ensayo científico de investigación), A Fondo Blanco (poesías).
El poema aquí publicado está incluido en el libro Poemas de invierno (2010) © Derechos reservados.

Leer otros textos de este autor (en Almiar): La tarde que me visitó Borges · El bocado

Contactar con el autor: norbertopannone [at] gmail [dot] com
elblogdeasolapoargentina.blogspot.com.ar/

Ilustración poema: Imagen por Matryx / Pixabay [dominio público]

 

mar de poesías La visión

Más poemas en Margen Cero

Revista Almiar (Margen Cero)  n.º 112  septiembre-octubre de 2020

 

(18 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
Si alguna vez me olvidan, Marco Aurelio,/ seré apenas polvo…