relato por
Juan Mireles

 

Hagamos un ejercicio, ¿te parece? Y aunque no, de igual forma ya inicié. ¿Qué? Ni yo lo sé. Resbalo sobre lo blanco, como en el hielo, pero nada de pista de hielo, o sea, no sé patinar. Es aventarse, de panza, si quieres, pero te deslizas y no sabes adónde vas a ir a parar, mas paras; que ni qué. Te digo. Entonces, ya embarrado de lo blanco de la hoja no hay vuelta atrás. Palabrería dices, un poco y qué, igual sigues como yo lo hago, para encontrar ese final que reposa entre las líneas, como esperando a ver a qué hora el miope que escribe lo vea, ¿no? Pues igual y está, es decir: soy optimista y debo serlo porque mira que sigo en el lienzo, escribiendo. Pienso, no tanto. Me desespero, poco. Igual no hay nada… ¿o, sí? Qué extraña manera de encasillar ese «¿o, sí?». Ve, esa ‘o’ y la coma y el ‘sí’, no checa, ¿no? Está como raro, sí, me parece que no debería ir así, ¿o, sí? No importa. Bueno, ten en cuenta que me has obligado a escribir, te dije que no tenía ganas de hacerlo hoy, es más, llevo una semana sin ver historias en mi cabeza, excepto la nuestra que no se escribe. Te lo juro. Tú, ¿juras? Dicen que no se debe jurar en vano… ¡Ja! Afortunadamente soy ateo gracias a Dios, ¿ves? Está bien, sigo, tampoco es para que te pongas así. Si acaso ves la historia no dudes en hablar, eh, decirme: «mira, ahí está». Y yo: «¡¿Qué?!». Y dices: «La historia corre que se va…». Pero entonces no entendería, o sea, así como lo dijiste porque ve: si dices «la historia corre que se va» es que la historia está corriendo y se está yendo, ¿ok? Sin embargo; si lo que quieres decir es que yo corra porque la historia se esta yendo, pues reconsidera en armar tu oración de diferente forma, ¿estamos? No te regaño, no te pongas así. Te quiero aunque estés así todo pálido. Somos como hermanos, sé que si pudieras llorar lo harías, pero el agua ya me la he bebido toda. Ni hablar.

Oye, es hora, la policía no tarda en llegar: te dije que no gritaras tanto porque los vecinos se iban a escandalizar, ¡los conoces cómo son! En fin que es hora de meterte al maletero. ¿Recuerdas la falda del cerro del Chichiculiztl? Allí te gustaba pasear, pues si no sabré, si nos criaron desde chamacos. Te voy a enterrar ahí, don´t worry, bueno si me agarra la policía antes es por tu culpa, y ya no me hago responsable de tu cuerpo. Bueno, vente, ya te quito de la silla que te me vas a caer. Vámonos, ¡uf! sí pesas, caray, ¿pues no que cuando dejan este mundo pesan menos? Ya está, aquí, sobre mi hombro no te caes, tranquilo, pero no hay que abandonar la prisa que las sirenas se escuchan cada vez más cerca ¿ok? Andando.

 

bolitas separación párrafo Vidas privadas

Juan R. Pérez Mireles. Nacido en la Ciudad de México, en el año de 1984, bajo el cobijo de una familia de clase media en decadencia, el autor inicia su vida sin imaginar que su verdadera vocación eran las letras. Desde pequeño ha sentido una imperiosa necesidad de saber de dónde viene y por qué y para qué nació. Así inicia una carrera en busca de respuestas a través de la filosofía: desde Parménides, pasando por Sócrates, Platón y Aristóteles, hasta saltar de época en donde encuentra a Descartes que viene a reafirmar su ideología. Esto lo acerca a la literatura que no ha vuelto a dejar y que goza tremendamente con cada lectura. 

A la edad de 19 años escribe su primera novela gráfica que desecharía poco tiempo después. Escritor autodidacta que fue y va descubriendo los géneros literarios de forma natural: en el ensayo encuentra la forma de plasmar sus ideas; en el cuento, un deshago; en el microrrelato, vive; en la poesía, se siente tan pequeño, y en la novela, ve el reto de su vida. Director-Editor de la revista literaria independiente Monolito (México). Conductor del programa Monolito Radio que se puede escuchar en www.deliberadamenteradio.com, le han sido publicados tres relatos en la edición número 35 de la revista española Palabras Diversas. Publicado en el suplemento cultural “La Jirafa” del Diario Regional de Zapotlán, Jalisco. Publicación en línea de Par de cuentos. Participó con el ensayo La violencia como producto de la sociedad en el Segundo Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez, simultáneo Colima. 

Es Miembro Fundador del club de escritores: http://palabrasobrepalabra.es/ teniendo 3 textos seleccionados para ser integrados en una antología que saldrá a finales del año 2012 en España. Publicó relatos, microrrelato y poemas en www.mundopalabras.es donde se han seleccionado algunos de sus textos para ser agregados en una antología que se editará próximamente en España. Colabora para www.laplumaafilada.es página web española con tintes de revista.

Miembro de la Red Mundial de Escritores en Español.

Tiene una sección llamada Cuentos que me cuento en www.laplumaafilada.es sección que se le ofreció meses atrás.


Juan R. Pérez Mireles
Su blog personal: wwwjuanmireles.blogspot.com/ Correos electrónicos: primo8407[at]hotmail.com · juanrpm84[at]yahoo.com.mx

 

margencero-img Ilustración del relato: Fotografía por Pedro M. Martínez ©

 

Biblioteca Relato Juan R. Pérez Mireles

Más relatos en Margen Cero

 

Revista Almiarn.º 67 / enero-febrero de 2013MARGEN CERO™

 

(74 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
artículo por Sergio Mira Jordán A hora que ya llevamos…