Reseña del
poemario de
José L. García Herrera
por 
Gregorio Muelas Bermúdez

 

El poeta barcelonés José Luis García Herrera es uno de los más laureados en los últimos años, pues desde que iniciara su singladura poética en 1990, con la publicación de Lágrimas de rojo niebla (Premio Vila de Martorell, 1989), ésta se ha visto jalonada por multitud de premios que avalan la trayectoria literaria de un poeta prolífico e inquieto.

Con El viajero en la niebla ha obtenido recientemente el premio de poesía del LI Certamen Nacional Literario del Ateneo Cultural y Mercantil de Onda (Castellón). Publicado por Editorial El Full en el n.º 6 de la Colección de Poesía Ateneo, nos encontramos con un poemario denso que ahonda sus pasos en las arenas movedizas de un mundo hueco recubierto por la niebla, y donde el poeta, ese viajero con ansia de sabiduría, se adentra por medio de la palabra.

El libro se abre con tres citas, de Ángel González, Felipe Benítez Reyes y Marcos Siena, que enmarcan la voluntad de medrar en la derrota para continuar un viaje iniciático por los claroscuros de la vida con un solo billete de vuelta.José Luis García Herrera

José Luis García Herrera estructura el poemario en seis partes precedidas por un “Poema de taberna” a modo de prólogo lírico. Seis poemas integran la primera parte, que lleva por título “Las sombras de la sombra”, donde el poeta recita «versos turbios como el poso del café» y canta con desencanto pues es consciente de que «la vida es una travesía para alcanzar la nada». Abundan los vocablos que denotan lo inminente de la muerte, que se materializa en la fría noche.

Otros seis poemas componen la segunda parte, titulada “Diario de estancias y distancias”, donde el espacio se hace físico, así determinados lugares, como la calle del Prado, en Madrid, o el Cementerio de los ingleses, en el Monte Igeldo, son el escenario donde se desarrolla el poema, donde la oscuridad y la muerte vuelven a dominar los versos. Pero también la soledad y la tristeza, la lluvia y el silencio, invaden el alma de un poeta que reflexiona sobre el tiempo como un sueño.

La tercera parte, con el título de “La niebla”, está compuesta por un poema en cinco partes, que se articula como centro. Aquí José Luis García Herrera reflexiona a partir de una cita de Antonio Gamoneda sobre los límites de lo real y lo imaginario, así escribe el autor: «La vida se oye. El silencio/ es la niebla oscura que lloran los muertos». Como podemos observar los versos mantienen el tono y la tensión de los anteriores, una constante que manifiesta la sólida unidad de todo el poemario.

En la cuarta parte cuatro poemas se agrupan bajo el epígrafe “Sin brújula hacia el frío” (nótese el acierto y la belleza a la hora de titular los diferentes apartados), aquí José Luis García Herrera transita por espacios concretos: Copenhague en “Una carta desde el frío”, Roma en “Ponte Sisto”, Creta en “Regreso a Cnossos”, hasta desembocar en las calles mojadas de Lisboa, en “Fábula del fuego derrotado”, donde «La herida del desamor todo lo cura», con un solo de saxo y Antonio Muñoz Molina al fondo. La nostalgia recorre unos versos ateridos por la humedad de un invierno que se posa y pesa en los poemas.

La quinta parte es la más extensa, en los diez poemas que la integran, con el título “Fe en la mínima luz callada”, el poeta continúa «esta travesía sin destino» con la esperanza de saldar todas sus deudas, para ello apela constantemente a la memoria, a «épocas de latón, de trapo y pandereta». En «este viaje a ningún sitio» el poeta debe atravesar la tundra de los sueños dejando tras de sí un reguero de sangre, es el óbolo que debe pagar para alcanzar los callejones donde se abran «caminos de luz sobre mares de escarcha». Todo nos remite a ese viaje iniciático, donde la experiencia se erige en verdadera ciencia de la vida, a estas alturas el poeta es consciente de que «mirar hacia atrás no me devolverá la vida» pues no sólo de recuerdos vive el hombre dado que el olvido amenaza con su nada, pese a ello no duda en proseguir su rumbo aunque sus pasos le conduzcan «al rincón sombrío/ donde ya nadie nos espera». Con vocación aforística el poeta reconoce que «la vida es una batalla por ganar, aunque esté perdida», por ello decide borrar el miedo y brindar por ella, con la esperanza de reconocerse entre la multitud de los héroes anónimos, olvidados, sin patria, pero, al fin y al cabo, sinceros y «dignos de su historia», más allá de «una espesa resaca de fechas y de nombres».

En la sexta y última parte, “Cinco esquinas del invierno”, José Luis García Herrera retoma el pasado con aire de melancolía al rememorar, bajo una lluvia de invierno, episodios del ayer en sus primeros versos, en unas viejas fotografías o en un libro de Vicente Gallego, y ello con el deseo expreso de volver a ese tiempo muerto y rescatar «trazos de aquella infancia», pero sus lágrimas no se confunden con la lluvia y sobre ellas edifica su torre de silencio, porque la tristeza, como reza en el último poema, son los recuerdos: «leyendas de papel entre las manos/ de viajeros perdidos en la niebla».

En definitiva, José Luis García Herrera consigue con esta obra, de una coherencia realmente admirable, añadir un nuevo peldaño en una carrera ascendente que promete seguir avanzando.

 

línea reseña El viajero en la niebla

Gregorio Muelas Bermúdez

Gregorio Muelas Bermúdez. Nació en Sagunto (Valencia) en agosto de 1977. Es licenciado en Historia por la Universidad de Valencia, titulación que completó con los cursos de Doctorado en el Departamento de Historia Contemporánea.

Ha incursionado en el cine como guionista y ayudante de dirección del cortometraje El olor de la pebrella (2004), dirigido por Rafael Puerto, estrenado en la SGAE de Valencia en la sección oficial de los VI Premis Tirant y distinguido con una mención especial del Jurado en San Giò Video Festival 2004, Verona (Italia).

También se dedica a la crítica literaria y cinematográfica, actividad que desarrolla en la revista de información cultural en Internet, Culturamas; en la web literaria Todoliteratura.es; en la Revista Cultural Sede; en la Revista Almiar (Margen Cero); en el Periódico Global de Análisis y Opinión Mundiario; en la Revista La Galla Ciencia; y en la web Cine maldito. Ha colaborado como crítico de cine en la Radio Municipal de Torrent 97.3 FM.

Es socio de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios (C.L.A.V.E.); socio de la asociación cultural Concilyarte; socio del Ateneo Blasco Ibáñez; socio de la asociación cultural Torrent de Paraules; miembro de la Red Mundial de Escritores en Español REMES; del Movimiento de Escritores pro Derechos Humanos y socio cofundador de la alianza poética Alquimia y Verso junto a Heberto de Sysmo.

Ha escrito el prólogo del libro de relatos El suave otoño del eco, de Rafael Puerto, Editorial Círculo Rojo, 2010; del poemario Tan sólo una caricia, de Julia Zapata Rodrigo, Editorial Círculo Rojo, 2011; y el epílogo del poemario El Testamento de la Rosa, de Heberto de Sysmo, Ediciones Cardeñoso, 2014.

Ha ganado el Poetry Slam del I Festival de Poesía de Valencia «Vociferio» 2011; ha recibido una Mención de Honor en el III Concurso Internacional de Haikus organizado por la Biblioteca Municipal «Manuel Siurot» de La Palma del Condado, Huelva, y recientemente ha sido finalista de los siguientes concursos internacionales: I Certamen de Haikus «Matsuo Bashô», I Certamen de Haikus «Kobayashi Issa», I Certamen de Haikus «Yosa Buson», I Certamen de Haikus «Masaoka Shiki», y del Certamen de Poesía «Noviembre», convocados por Letras Como Espada.

Varios de sus poemas han sido traducidos al japonés (Raúl Fortes), al ruso (Anastasia Kontratevidi), al alemán (Petra Dindinger) y al rumano (Elisabeta Botan y Andrei Langa).

 

Obras publicadas:

 

– Aunque me borre el tiempo, Editorial Círculo Rojo, junio 2010. Esta obra reúne dos poemarios: Con las palabras, con el tiempo y No hay vado en el fuegoPresentado en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Avenida de Francia, Valencia (28/05/2013).
Cuando la aurora le hable al tiempo, Editorial Círculo Rojo, marzo 2011, en coautoría con Rafael Puerto. Esta obra reúne los guiones literarios de tres cortometrajes, un mediometraje y un largometraje.
Rosas y ortigas, en el poemario antológico A Contraluz, colección Grupo Mistium, abril 2013. Un mini poemario de amor y desamor.
Un fragmento de eternidad, Editorial Germanía, número 10 de la colección Viaje al Parnaso, enero 2014, con prólogo de Rafael Coloma. Un poemario que versa sobre el tiempo en fuga, la música como sublimación del silencio y el paisaje como telón de fondo de la mirada contemplativa. Presentado en el Salón de Actos de la sede de la SGAE de Valencia, con Jaime Siles, (09/01/2014); y en la Sala Nueva Estafeta, Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid (25/09/2014).
La soledad encendida, Editorial Ultramarina Cartonera & Digital, mayo 2015, en coautoría con Heberto de Sysmo. Libro de haikus, con prólogo de Mila Villanueva y epílogo de Raúl Fortes.
Presentado en la Sala Apeadero, Feria del Libro de Sevilla (10/05/2015); en la Sala La Cacharrería, Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid, con Ricardo Virtanen (11/07/2015); en el Salón de Actos de la Fundación SGAE, Valencia, con Sergio Arlandis (17/11/2015); y en la Fundación Max Aub, Segorbe, con Juan Ramón Barat (27/11/2015).
Ha colaborado con una antología de sus poemas en el volumen XII de la colección «Algo que Decir» del Ateneo Blasco Ibáñez, diciembre 2011, presentado en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Pintor Sorolla, Valencia; en el volumen Un mar de poemas solidarios, abril 2012; en el volumen XIV de «Algo que Decir»: Latidos contra la violencia de género, 2012, con el poema «Buenos días, Noche»; en el llibret de la Falla Rambleta de Catarroja, 2013, con un poema en valenciano, «Núvol de cendra»; en la Antología Polimnia 2003-2013 coordinada por Elena Escribano, publicada por la Editorial Universitat Politècnica de València; y ha publicado una selección de haikus en la sección «Haiku de Autor» en el volumen número 22, julio 2014, de la Gaceta trimestral de Haiku Hojas en la acera.
Ha sido incluido en la antología Cartografías de Orfeo. Joven Poesía Valenciana, noviembre 2014, preparada por Sergio Arlandis, publicada por Isla Negra Editores de Puerto Rico.
Ha sido incluido en los libros recopilatorios Haikus I, Haikus II, y El dolor de la ausencia, editados por Letras Como Espada, en septiembre, noviembre y diciembre de 2015, respectivamente; y recientemente en el libro recopilatorio Haikus III, también editado por Letras Como Espada, en enero de 2016.
Mantiene el blog de crítica literaria: La Biblioteca de Gregorovius. También mantiene el blog de cine de autor y arte y ensayo La Videoteca de Gregorovius.

Entrevistas:

– 23/10/2014: Web literaria Todoliteratura.es, por Javier Velasco Oliaga (enlace: www.todoliteratura.es/noticia/7615/entrevistas/ entrevista-a-gregorio-muelas-bermudez-autor-de-un -fragmento-de-eternidad.html)

– 02/06/2015: El ojo crítico, Radio Nacional de España, por Juan Carlos Morales (enlace: www.rtve.es/alacarta/audios/el-ojo-critico/ ojo-critico-haikus-heberto-sysmo-gregorio -muelas-02-06-15/3152626/)

– 14/11/2015: Programa Momentos, por Elga Reátegui Zumaeta (enlace: www.youtube.com/watch?v=EW8y9AkYhc0)

16/11/2015: Revista literaria La Galla Ciencia, por David Acebes Sampedro (enlace: lagallaciencia.com/2015/11/la-soledad- encendida-de-gregorio.html)

 El viajero en la niebla LI Certamen Nacional Literario del Ateneo
Cultural y Mercantil de Onda (Castellón) 
Editorial El Full, Onda, 2016.

Imágenes: Fotografía de José L. García y tapa del poemario, remitidas
por el autor de la reseña, © de sus autores.

 

Índice reseñas José L. García Herrera

Más reseñas en Margen Cero


Revista Almiarn.º 86 / mayo-junio de 2016MARGEN CERO™Aviso legal

 

(Total lecturas: 238 ♦ Reciente: 1)