relato por
Ernesto Bustos Garrido

 

E

l hombre se acercó al grupo que estaba alrededor de un fuego y sonrió con vergüenza, como si intentara disculparse por sus zapatos gastados y su billetera vacía. Tenía poco más de 40 años y había llegado hasta allí caminando sin rumbo.

La segunda sonrisa que gastó fue cuando se acercó al fuego. Venía alcanzado por el frío y la fatiga. Había caminado toda la noche siguiendo las luces que veía desde lejos. Llevaba la ilusión de encontrar en algún recodo de la senda a esos vagabundos que saben de comida caliente y de compartir la derrota de los perdedores.

Finalmente, sonrió una vez más, cuando sostuvo en sus manos un tazón de agua caliente donde alguien había puesto un trozo de cebolla y un ají. Dijo gracias; nada más; ni su nombre, ni hacia dónde iba. Nadie le preguntó tampoco si había robado o si era católico; él, además, no quería revelar que su familia se había roto.

 

Ernesto Bustos Garrido

Ernesto Bustos Garrido. Tiene 71 años. Es periodista y escribe a diario, aunque no ha publicado aún. Quizá se atreva en breve. Ha sido comentarista de radio y televisión, redactor de mesa de agencias informativas, profesor universitario, asesor comunicacional, director de diarios y revistas…

📩 Contactar con el autor: ebg[at]serof [dot] cl

🖼️ Ilustración relato: Poor man (detail), By Haidar alkhayat (Own work)
[CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons.

 

biblioteca de relatos 3 sonrisas para vivir

Más relatos en Margen Cero

Revista Almiarn.º 75 | julio-agosto de 2014MARGEN CERO™ 

 

(177 lecturas, 1 en el día de hoy)
Siguiente publicación
Astrid Anna Emilia Ericsson nació en noviembre de 1907 en…

Esta web NO UTILIZA cookies de terceros ni recopila información personal alguna. Para informarse de nuestra política de privacidad pulse aquí