poema por
Carmen Rojas Larrazábal

 

Los sonidos volaron al sur,
a morir también
sin el último grito de dolor.
Han callado los pétalos
de una pequeña flor
temblando en la distancia.
También tiembla aquí,
la última flor de la nostalgia.

Los árboles despiertos
extrañan en sus ramas,
risas, cantos, juegos.
Solo hay nidos vacíos
con niños de brisa corriendo
por los silencios del parque.
Marchan siluetas sin sombra
a la salida de la escuela:
tiempo de llegar que nunca llega.

En estos cuadrados espacios,
delineando la piel de cada angustia,
siempre se llega al mismo lugar,
laberintos colgados en el tiempo
que han perdido las horas de existir.
He dejado de mirar el reloj
mientras los días se confunden
con los siglos de la tarde.

Los sonidos volaron al sur,
pero en esta noche larga,
son alados todos los suspiros,
las oraciones y la esperanza.
Porque somos prisioneros inocentes
anclados sobre paredes blancas,
donde aún tiembla, suspendida,
esta última flor de la nostalgia.

 

separador párrafo

 

carmen rojas larrazabalCarmen Rojas LarrazábalNacida en San Sebastián de los Reyes (Venezuela). Cursó estudios en la Universidad del Sur de California, con postgrados en Terapia Ocupacional, especialidad pediátrica. Ha dictado conferencias en Estados Unidos, México, Hungría e Israel sobre temas de su especialidad, como Autismo y Parálisis Cerebral. En Estados Unidos ha disertado también  sobre la igualdad de derechos laborales del hombre y la mujer. Reside en Los Ángeles, donde desempeña su labor profesional y participa activamente en actividades de proyección comunitaria, entre otras las  Fundaciones Niñas por la Paz, y MOSTE, instituciones sin fines  de lucro, en apoyo a la formación integral de niñas entre 6 y 18 años. Desde temprana edad comenzó a cultivar la poesía, guiada por su inolvidable mentor, el poeta y educador Miguel Ramón Utrera (+), Premio Nacional de Literatura en Venezuela. Dueña de un estilo propio, arduamente cultivado, colabora en varias publicaciones a través de la Web, (Letralia, Literarte Digital, Girapoema, Molino de Letras, Poetas del Mundo, Palabras Diversas, Predicado.com, Literatura por la paz, algoporcolombia, poetas por la paz, Calle B, Sociedad Venezolana de Arte Internacional, entre otras) y es autora de los poemarios Reloj de Arena, Alquimia de Huellas, Segundos de Agua Clara,  Quince minutos bajo la lluvia, actualmente prepara su proximo poemario La más Dulce Palabra del Silencio, prologado por el destacado poeta cubano Pepe Sánchez. 

Es miembro de la Red Mundial de Escritores en Español (REMES), de la Sociedad Venezolana de Arte Internacional (SVAI), y de la Unión Hispanoamericana de Escritores (UHE), organización ésta de la cual ha sido designada  desde el año 2010,  Presidente para los Estados Unidos de América. Este mismo año le han sido encomendadas también  la representación en California y Venezuela,  de la  Sociedad Internacional de Poetas, escritores y Artistas (SIPEA) y de  TROVAS Brasilera en la ciudad de Los Ángeles. Estas responsabilidades las asume desde su convicción de que la poesía es uno de los medios para lograr las metas de la paz, la libertad y la justicia en cualquier parte de este mundo.
 

@ Contactar con la autora: artepoesiaporlapaz {en} gmail.com

Lee otros poemas de esta autora: pulsa aquí

Ilustración poema: Fotografía por Pedro M. Martínez

 

Mar de poesías Carmen Rojas Larrazábal

Más poesía en Margen Cero

Revista Almiarn.º 111 / julio-agosto 2020MARGEN CERO™

 

(139 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
Yo he estado alguna vez allí,/ entre los verdes prados…