poemas por

Alejandra L. González Hermosilla

 

¡Qué bueno sería!

Qué bueno sería que una palabra sola signifique todo lo que tengo para decir.
Pero es tan grande, tan inmenso, tan tanto tan.
Qué bueno sería que sin decir se entienda todo. Qué peligroso sería que sin decir se entienda todo.
Qué bueno sería que una palabra sola exprese todo lo que quiero decir.
Pero es tan grande, tan inmenso, tan interminable que no alcanza.
Y si no alcanzan los silencios, las frases cortas, las oraciones largas.
¿Con qué alcanza?
Alcanza con que sepas que sé, que cuando hablas también te entiendo.
Que cuando hablo sé que alguien entiende. Que cuando hablamos nos entendemos.
Qué bueno sería.

 

La rosa

La rosa vivió, lo que tuvo que vivir.
La rosa murió, porque supo cómo existir.
La rosa resistió, porque de gala asistió.
Al festival de primavera que la jubiló.
La rosa cantó, dos versos en tres estrofas.
La rosa lloró, porque le sacaron dos espinas y media hoja.
La rosa gritó, porque no quería llantos a su alrededor.
La rosa me miró y sin decir nada suspiró.

 

Lluvia

Llovía.
Llovía como nunca llovió.
Y yo desesperada corría, para salvarme, para no ahogarme.
Pero de repente, pensé:
Si corro no me dejaré de mojar.
Entonces paré, miré a la lluvia y le grité:
¡Para, para, que me mojo!, ¿no ves? ¡Me mojo!
Y no dejó de llover, llovió más fuerte, como si me gritara:
¡Cállate, tengo que caer!

Y mientras yo le gritaba a la lluvia y la lluvia me gritaba a mí.
Entendí, que ni yo me iba a dejar de mojar, ni ella iba a parar de bajar.
Entonces, abrí los brazos y la abracé, a la lluvia abracé. Y fue el abrazo más fluido que toqué.

 

Entre puentes

Había un río.
Que no se veía mirando el destino.
Había un río.
Que hacía ruido en todo, todito el camino.
Había un río.
Que por más que se empeñó, no cumplió lo que prometió.

Ningún sueño se llevó,
Ninguna promesa ahogó,
Ningún futuro mermó.

 

Construyo puentes

Construyo puentes, porque del otro lado parece hermoso. Así como de mi lado también es hermoso.
Construyo puentes, porque quiero de vez en cuando saber que puedo volver.
Construyo puentes y cuando los veo y te veo venir, sé sabiendo que vienes por mí. Y cuando nos vemos en la mitad del encuentro comprendo, qué lindo es cruzar el puente todo, todito todo.
Construyo puentes para no caer al río sin fin. Para que no caigas al río sin mí.
Construyo puentes, sí los construí; los construí para ti, también para mí.

 

Colores

Y sabiendo que se encontrarían.
Pintaron el camino de colores que solo ellos conocían.
Y sabiendo que se encontrarían.
Convirtieron los colores en teclas de melodías.
Y sabiendo que se encontrarían.
Ansiaron con esperanza ponerle nombre a los colores.
Y cuando se encontraron, cuando se miraron no solo vieron colores, escucharon canciones, que hicieron de su encuentro un baile de esperanzas, un baile de amores.

separador poemas construyo puentes

Los poemas aquí publicados han sido extraídos por su autora de Construyo Puentes, un libro de relatos breves y poesía escrito durante los años 2006 a 2018, en donde se pueden encontrar historias cotidianas de momentos que marcan el trayecto de la vida. Construyo puentes es un esfuerzo de observación y reflexión, pero al mismo tiempo un espacio donde los silencios han tenido vital relevancia. El libro también es una compilación de historias, de personas, de momentos que marcaron estos años de espera.
(Libro disponible en: www.amazon.es/Construyo-Puentes-Alejandra-González-ebook/dp/B0796FCQFB/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1520298738&sr=8-1&keywords=construyo+puentes).

* * * * *

Alejandra Loreto González Hermosilla (Chile, 1987), es escritora e investigadora en líneas de comunicación y cultura. Ha creado proyectos educativos de innovación y creatividad utilizando tecnologías, como Cápsulas Educativas y Salactiva. Ha escrito La discapacidad que no incapacita, Macondo y Pelotillehue. Un viaje desde la ciudad imaginaria a la ciudad real y Construyo Puentes.

Leer otros textos de esta autora (en Almiar):

· Análisis y representaciones del «Ajedrez», de Jorge Luis Borges · Leonel Lienlaf, poesía mapuche. Una mirada poscolonial


Contactar con la autora: alegonzalezh [at] gmail.com

 Ilustración poemas: Fotografía por Pedro M. Martínez ©

 

mar de poesias el infinito

Más poemas en Margen Cero

Revista Almiar · n.º 99 · julio-agosto de 2018 · MARGEN CERO™Aviso legal

 

(Total lecturas: 102 ♦ Reciente: 1)