Reseña sobre la presentación del libro de relatos
de Alexander Anchía realizada por
William Ramírez Salas *

 

N

o cabe duda de que la obra Puentes inconexos es fascinante y está llena de situaciones inesperadas en cada uno de sus relatos. No voy a entrar en los detalles de los mismos con el fin de motivarlos para que la adquieran y la lean.

En términos generales lo que vemos y está presente en toda la obra, dicho sea de paso muy bien logrado por don Alexander, es esa nueva propuesta literaria que hacen los autores latinoamericanos surgidos en el siglo XX.

Como ustedes saben, ese fue un periodo fundamental para la historia, dado que estuvo lleno de múltiples cambios y rupturas que influyeron considerablemente con la tradicional creación artística que quebraron la forma de ver el mundo que había imperado hasta finales del siglo XIX, como dicen algunos autores: «estaba falseada en las producciones anteriores por un encantamiento que se le daba a la Naturaleza y que de alguna manera relegaba al ser humano fuera de su entorno».

No vamos a encontrar en los relatos de don Alexander un mundo coherente, en el cual las cosas sucedan siempre por una causa lógica, sino que encontraremos relatos que contradicen los modelos habituales de creación. Es precisamente con lo que el autor logra alcanzar un mayor suspenso e importancia sobre lo inesperado y lo desconocido.

Es una narrativa que induce al lector para que amplíe su perspectiva más allá de la naturaleza, y para que se pronuncie e incursione sobre las revoluciones culturales y políticas, sobre los regímenes autoritaristas, sobre los procesos locales que se combinan con las vanguardias europeas; sobre el psicoanálisis, ciencia surgida en esa época que se pregunta sobre la existencia humana.

Otro aspecto interesante es que el narrador es a su vez protagonista, aparentando un menor grado de conocimiento, contrario de lo que ocurría en la narrativa tradicional.

En fin, son muchas las aristas por donde se puede hacer un análisis; pero como psicoanalista no quiero dejar pasar un aspecto que llama mucho la atención y que está muy bien aplicado en algunos de los relatos, dicho elemento se utiliza primordialmente en el teatro y es el monólogo interior.

Es que gracias a los descubrimientos del Psicoanálisis, podemos precisar que los seres humanos tenemos un lenguaje interior que canaliza de modo muy particular los deseos y los pensamientos más personales.

Pues bien, don Alexander recoge estos des- cubrimientos con el fin de hacer más creíbles a algunos de los sujetos en la obra y, para ello, parte de la base de que el lenguaje interno de las personas era representable, es una forma de manifestar ese fluir de la conciencia en forma caótica y en donde se presenta de manera más representativa el material que proviene de lo inconsciente.

No hay duda de que son muchos los aportes que don Alexander da a la narrativa Latinoamericana contemporánea con esta obra, los invito a que la lean y puedan identificar lo que ocurre en el mundo de hoy y… ¿por qué no? pensar en una salida para lo que nos aflige…

 

* Decano de la Facultad de Ciencias Humanas (Universidad Autónoma de Centro América; San José de Costa Rica).

 

línea reseña Puentes inconexos

Alexander Anchía Vindas
Alexander Anchía Vindas
. Escritor costarricense. Realizó estudios Humanísticos en la
Universidad de Costa Rica. Es Diplomado en Planificación del Espacio Turístico, Bachiller en Administración de Negocios, Master Oficial en Empresas y Mercados Turisticos por la Universidad Antonio de Nebrija de Madrid y Master en la Enseñanza del Español como Lengua Extranjera por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado numerosos relatos y artículos tanto en medios digitales como impresos.

Contactar con el autor: defensor_2002 |at| yahoo [dot] com

 

Puentes inconexos – Alexander Anchía Vindas / Editorial: Mundi Book
ISBN: 978-84-941148-6-1

– PARA ADQUIRIR ESTE LIBRO: Editorial Proteo y Prometeo | Librerías Hydria y Nueva Plaza Universitaria (Salamanca) | Cooperativa de Libros de la Universidad de Costa Rica y librería de la UACA, en Cipreses de Curridabat (San José de Costa Rica).

 

margencero-img

Reseñas en Margen Cero

Revista Almiarn.º 70 ▫ septiembre-octubre 2013MARGEN CERO™ 

 

(126 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
relato por Katherine Medina Rondón   Y o era feliz.…