poemas por

Guillermo Caputo

 

Entre cielo y adoquines
los goznes se quejan;
irrumpe luz en la habitación,
voces de radios,
aroma a nafta y jazmín.

Entre cielo y adoquines,
despierta el día
y su andamiaje celeste,
al que tú y yo subimos,
peones del alba.

Entre cielo y adoquines,
en graderías de colchón
mis oídos amanecen,
allí escuchan
tu andar en pinotea
determinando la mañana.

 

La tigresa
ilustración poema La tigresa


Otra vez,
alguien cerró
tras de sí la puerta.

Se han ido muchos
con la estéril semilla
de otro encuentro.

Dejaron,
sobre tu lomo naranja,
rasguños ferales.

Dime, tigresa
de enjuto gruñido,
cuánto duele esta mancha.

 

Al invasor
ilustración poema Guillermo Caputo


Con plata de Bolivia
tu abuelo unta su hora del té.

Los ignorantes peores
son los hipócritas,
quienes corean las parábolas
que por metal cambiaras.

Tu mujer luce
rodocrosita y jaspe.

Aún le tributan
a tu dermis y maneras,
a cruces que forjó
la mano del cristo
que luego calcinabas.

Entre cacao y tomate
corren tus hijos al poniente.

¿Qué es más doloroso:
la ingenuidad del rocín
que desmembró al insurrecto,
o el descendiente huérfano
que celebra el homicidio?

 

Maldito
ilustración poema Maldito


Urdiendo corona me asquean
tus pájaros marciales,
que aterrizan
en ciénagas de crudo.

Tu peón lucha en Oriente;
mas en otro movimiento,
burlados alfil y corcel,
viste caer dos torres.

Razón no tiene tu guerra,
que ignora
el cimiento de la vida:
estar dos unidos.

A tu acción bélica opongo
fusil nativo que apunta;
a tu porqué,
besar la Tierra.

 

El Mar Muerto
ilustración poema El Mar muerto

Allí todos caminan el agua,
visión dan a un ciego
o levantan al yacente,
mas desconocen de milagros.

Allí no hay semilla
que no fecunde la tierra:
el oasis comprende
todo el suelo.

Allí no hay traidores
y cada uno entrega,
en su último día,
su cuerpo de pan y vino.

Allí no existe rey
pues son todos iguales,
ni palmas que lavar
porque no hay imputados.

Allí la madre no entierra al hijo;
tampoco se fabrica
acero para dañar,
ni carga injusta.

Allí siempre alguien
se dispone a la muerte;
sereno camina al mar,
para que tú no lo hagas.

 

Rocío
ilustración poema Rocío

Te busco entre calas;
olvido mi compañía
en tu marea ventral,
y en tus corales de piel
buceo en el albor.

Como en los pétalos
deja perfume la aurora
del parto de sus mañanas,
rocías mis carencias.

Y mi sitio más solo
toma del lecho marino
un cúmulo de perlas;
y las alas de un pájaro,
remontándose al aire.

 

Negativas
ilustración poema Negativas

No hubo forma en un papel
como un poema,
ni contenido para versos
sino algo tuyo.

No había acecho mejor
que el de mi zorro humeante
a la grey zaina
del interior de tus piernas.

No ha habido recova
como la noche en tus brazos,
donde cambiar por sueños
lo que hoy me falta.

No existe manera
más a mi favor
que lo tuyo
tocando lo mío.

 

Entre nosotros
Ilustración Entre nosotros

Llego, miento, impongo,
colonizo;
violo, comprendo, prohíbo,
violo;
prejuzgo, decido, asesino,
juzgo;
consumo, saqueo, destrozo,
termino;
niego, justifico, escapo,
acepto.
Vuelvo, ruego, padezco,
siento;
crezco, apasiono, amo,
libero;
juego, deseo, celo,
procreo;
envejezco, enfermo, sufro,
pienso.
Soy una bestia,
y nunca fui tan hombre.

 

Mi último viaje
Línea recta Mi último viaje

Viajando,
salvé cientos de arroyos
y anduve mil caminos;
mas no hubo cauce
que anime a vadearlo
como el que moja tu vega,
ni ruta para olfatear
como tu valle de entresenos.

Viajando,
soy el reptil que aguarda
cambiar su dermis.
De esa textura
hilvanaré tapices,
y tu luz
penetrará el escamado
de mi vida solitaria.

 

 

margencero-img

 

Guillermo CaputoGuillermo Caputo: «Nací en Capital Federal, Buenos Aires, Argentina, en 1984. Soy Maestro Mayor de Obras, pero nunca ejercí. Estudié dos carreras universitarias (Sociología y Letras) y un profesorado de Lengua y Literatura, todos estudios que interrumpí. Ahora curso un profesorado de Historia.
Trabajé en diversos oficios, desde vendedor de helados hasta conductor de colectivos urbanos (autobuses). Hoy desarrollo mi propia carpintería. Edité mi primer libro (de modo independiente) de textos en verso, Poliedro, en 2011, realizando una segunda tirada en 2012. Con él participé en algunos concursos y en la Feria del Libro de Bs. As. de 2014. Ahora proyecto un segundo libro de versos y un tercero, también de versos, pero que incluye asimismo contenido narrativo».

Los poemas aquí publicados han sido seleccionados
del libro Poliedro (2011) 

Tapa poemario Poliedro

 

Ilustración portada: Fotografía por Francisco Lozano ©, de su muestra en Almiar
(ver exposición)

Mar de poesías Guillermo Caputo

Más poemas en Margen Cero


Revista Almiar – n.º 81 | julio-agosto de 2015MARGEN CERO™ Aviso legal

 

(Total lecturas: 102 ♦ Reciente: 1)