artículo por
Javier Claure C.

 

El sábado 26 de septiembre de 2015, se llevó a cabo una velada cultural en los salones de la Asociación Educativa de Trabajadores (ABF) de Upplands Väsby, situado a unos 25 km al norte del Centro de Estocolmo. La Asociación Cultural Raíces convocó a un puñado de poetas, y a Maureen Prussing, guitarrista cantante que interpretó canciones de Violeta Parra y del grupo chileno Los Jaivas. Karin Johansson, coordinadora del evento, habló, a grandes rasgos, sobre el propósito de dicha organización, y dijo que está orientada a difundir la cultura en general. Seguidamente Vetto Crespo, uno de los organizadores del evento, dio la bienvenida al público y a los participantes.

El poeta Mario Castro leyó una carta enviada por Julio Pavanetti, Presidente del Liceo Poético de Benidorm, de España, agrupación que organiza cada año, junto con el Movimiento Poético Mundial (World Poetry Movement), el Festival «100 mil poetas por el cambio» en todas partes del mundo. Un párrafo de la misiva dice así: «… Son ya muchos años insistiendo en que la Paz y la Poesía son fuentes inagotables, años en que cada intento parece condenado al extravío porque las guerras siguen y los cambios para peor avanzan irremediablemente. Pero somos testarudos y apostamos a la vida, y en ella todo es ritmo, movimiento, ideas de luz abriéndose camino en la espesura. Nosotros tenemos la certeza de que la Paz es la principal utopía a ser alcanzada por esta generación, y la poesía es un buen camino para alcanzarla. Muchos años se han necesitado para demostrar que el mejor poema lo escribimos cada día, con cada gesto de humanidad que nos permite convertir a la poesía en acción Universal por la Paz».

Los poetas participantes hablaron de su trayectoria en el ámbito literario. Carlos Albero Muñoz (Chile) leyó dos poemas titulados Imagen de mi padre y El poeta impasible. Vetto Crespo (Ecuador) dio lectura a poemas del poeta español Pedro Casaldáliga y del poeta chileno Enrique Durand. Mario Castro (Chile) leyó tres poemas: El mármol, Nómadas y De vez en cuando me acuerdo. Por su parte, Javier Claure (Bolivia), leyó dos poemas: La Palliri y Palestina crucificada que pertenecen a su último poemario, Réquiem por un mundo desfallecido, publicado en Estocolmo en diciembre de 2014.

«100 mil poetas por el cambio», es un acontecimiento que sale a la luz, con mucha intensidad, el último sábado del mes de septiembre de cada año. El objetivo es proponer un cambio en este mundo esquizofrénico. Hoy en día, basta hojear un periódico para darnos cuenta que en el Planeta Tierra existen una serie de problemas. Hay conflictos sociales, racismo, guerras, hambre, neoliberalismo, xenofobia, violación a los Derechos Humanos, gente que escapa de las guerras, etc.

En realidad, todas las sociedades han sido conflictivas durante la historia de la humanidad. De lo que se trata es cómo, nosotros en calidad de seres humanos pensantes, vamos a realizar la transición hacia una sociedad más justa y más perfecta de la que estamos viviendo. La cosa no es muy sencilla. Hay muchas variables complejas naturalmente. Algunas de esas variables que siempre han tenido un carácter conflictivo son, por ejemplo, el dinero y el poder. En las sociedades tradicionales, la acción técnica no era orientada, digamos, a crear desigualdad entre sus miembros. Más bien estaban guiados por la religión, y se apreciaban los buenos modales. Pero cuando esa acción sobrepasa las fronteras de la legalidad, a través de los medios de productividad, y, además, crea injusticia y desigualdad, entonces nos encontramos frente a una sociedad moderna, en donde la opresión institucionalizada se manifiesta de las clases más poderosas sobre otras débiles. En las sociedades modernas, la tecnología ha influido enormemente en la vida de los seres humanos, y ha tenido, en cierto grado, un impacto negativo en algunos aspectos. Los valores éticos y morales se van deslizando por senderos desconocidos anteriormente. En este contexto, el sociólogo y filósofo alemán Jurgen Habermas, critica la relación entre la acción técnica y la acción comunicativa de las sociedades modernas.

Hoy más que nunca debemos comunicarnos para contrarrestar todas las maldades que aquejan a la humanidad. Entonces, tal vez sería bueno que todos aporten con un granito de arena. Es decir, poetas, escritores, artistas, movimientos sociales y toda persona que quiere un cambio en lo político y en lo social. Así, de esta manera, quizá, se logre remover, en sentido positivo, las conciencias de personas influyentes en las sociedades del mundo. El poeta español, Gabriel Celaya, solía decir que la «Poesía es un arma cargada de futuro». Ahí apuntan los 100 mil poetas por el cambio.

 

línea divisoria artículo poetas por el cambio

Javier Claure Covarrubias

Javier Claure Covarrubias nació en Oruro, Bolivia, en 1961. Es miembro del Pen-Club Internacional, de la Unión Nacional de Poetas y Escritores de Oruro (UNPE) y de la Sociedad de Escritores Suecos. Ejerce el periodismo cultural. Tiene poemas y artículos dispersos en publicaciones de Suecia y Bolivia. Fue uno de los organizadores del Primer Encuentro de Poetas y Narradores Bolivianos en Europa (Estocolmo, 1991). Ha estudiado matemáticas e informática en la universidad de Estocolmo y de Uppsala. Además, es egresado de Pedagogía en Matemáticas de la Universidad de Estocolmo. Formó parte de la redacción de las revistas literarias Contraluz y Noche literaria. Algunos de sus poemas han sido seleccionados para las siguientes antologías: El libro de todos (1999), La poesía en Oruro (2005) y Poesía boliviana en Suecia (2005). Ha publicado Preámbulos y ausencias (2004) y Con el fuego en la palabra (2006).

📩 CONTACTAR CON EL AUTOR: javcla [ at ] yahoo.

 

👁 Más textos de Javier Claure (en Almiar): La casa de los esclavosMujeres sin hombres | Los fantasmas de Estocolmo |
Sobreviviente del infierno verde | El Tío de la mina |
Astrid Lindgren | El Museo Nobel | Conversando con un joyero de la palabra

 Ilustración artículo: Detalle del cartel de cabecera del sitio en español
de 100 Mil Poetas por el Cambio, en FB, remitido por el autor del artículo.

 

margencero-img

Más artículos en Margen Cero


Revista Almiarn.º 82 | septiembre-octubre de 2015 | MARGEN CERO™Aviso legal

 

(137 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
relato por Francisco Fernando Jara   E s de conocimiento…