por

José Garés Crespo

 

-I-

 

Nous étions amants, car ils sauté sur le vent, la luz y la armonía de las galaxias
terrenales, del tiempo y de la vida de aquella ciudad que tantos amores ocultaba,
derrocha, silencia, y aun hoy envidia por el reflejo en la brisa de tu sombra,
poseída por tus futuros días, incursión en el devenir de tus encantos. Nos llevó
tiempo conciliar nuestras conciencias. Necesitábamos luces que provocaran sombras
y salir de la luminosa oscuridad que nos envolvía, abandonados en aquel inmenso
erial cuya única frontera era tu réplica en el vacío, todo terminó con el orgasmo
previsto que nos desbordó por el deseo de permanecer uno dentro del otro,
escondidos frente al mundo, huyendo quién sabe de quién o de qué, y un inesperado beso
asediado por el olvido. Nada es lo que parece. Law and Order. Nos olvidamos
de las pocas creencias que todavía  sobrevivían y organizamos las ideas
que resultaron de tantas vigilias en las que, más allá de la palabra, fueron tus manos
y tu mirada las depositarias de la buena nueva. Vanidosos y temerarios, ganamos
la paz y perdimos la guerra,
o potser va ser al contrari, tant se val
.

 

-XI-

 

Hasta las columnas que perfilan la dársena de tu puerto, asamblea de odios tan
cercanos como impíos, convocados por el cambio, llegaste. Es cierto que no sébien
dónde ubicarte por falta de atributos, tan sin mancilla, o porque estoy dormido en el
rabal de tus manos. Probablemente por eso no renuncio a descansar en el asiento
asignado. Desde la mirada que del mar nos llega, recógete súbito y sin hábitos
ni cadenas, desnudo y sin raíces porque a mí se me nubla el cuerpo, se me
enciende la razón y deambulo desterrado de tus guiños, agotado por exceso
de renuncias y horizontes que se pierden y gastaré las yemas de los placeres
prohibidos en venerar tus fuegos. Como los ejércitos de la paz, de pie y en orden,
al pie de las hogueras para romper los maleficios de Dios y Luzbel, tan viejos
ambos. Indúceme, pues, al expolio, al delirio cómplice de tu capilla por el camino
verde, añil y naranja y si me precipito desde mi interior al espacio de tus ojos
a través de tus delicadas facciones que esconden envites tercamente hermafroditas,
será porque, como la mala hierba, volveré a tu cuerpo con la primavera.

 

 -XIII-

 

En estas condiciones, ¿cómo decirte que no estoy receptivo para el odio
y que mi verbo se aclimató entre tus carnes, como un hurón agazapado
en el límite de tu entrepierna, esperando el reclamo de tu voz, que me atoró tu
manantial hasta que, flácido declinó, sol cansado, delirio de vida? Solo el
polen lunar que se esparce por tus muslos y alienta mis deseos, como el tatuaje
que me marca, transgredido y olvidado, nos dio luz en el tránsito y menguó
la traición, aunque fuimos ángeles inmolados por el concilio insomne para
quienes, dormidos sobre sus conciencias, descienden de los ancestrales cántaros
rellenos de placidez, frescura y pronósticos sin que, por cobardía y linaje,
desprecian la mano impúdica que licenciosa recorre el vértice y, avaros como son,
mientras llega el amor disfrutan de cuerpos bellos, hijos de la lucha ajena
y del sudor propio. Oh, sí, marginales jactancias que duelen. Ángel negro nacido
del verbo del Gólgota, m
e hiciste llamar a la mesa cubierta con un mantel
de flores, y me mostraste, como si bendecido fuera, el vino fresco escanciado.

 

 

 separador párrafo Poemas en prosa

José Garés Crespo (Alzira, Valencia, España; 1942). Escribe desde los veinte años. Fundó la revista de poesía Grama, que apenas alcanzó los seis números pero incluyó firmas como Vicente Aleixandre y Jorge Guillén, entre otros. En septiembre de 1975 fue detenido; estuvo en la cárcel hasta que le amnistiaron en 1977. En prisión publicó un poemario en catalán, Falç sense mà, con un prólogo de Joan Fuster. Ha publicado además, De mi amor y sus circunstancias (Cádiz, Arrecife) Material de derribo (Ed. Germanía, Valencia), cuentos y numerosos artículos sobre temas sociales y literarios. Fue diputado socialista durante doce años y en 1997 abandonó la vida política.
Los Poemas en prosa aquí publicados pertenecen a un poemario que espera su próxima publicación.

Web del autor: Así es, si así os parece
(http://garescrespo.blogspot.com.es/)

 

Ilustración poemas: Fotografía por Pedro M. Martínez ©

 

margencero-img

Más poemas en Margen Cero


Revista Almiarn.º 70 | septiembre-octubre de 2013

MARGEN CERO™ – Aviso legal

 

(Total lecturas: 130 ♦ Reciente: 1)