poema por
María Cadaver

 

Y de repente… un sueño
y soñó que era un pez
que nadaba en aguas profundas
feliz y solo
y cuando más feliz era
apareció un pescador
y le clavó un anzuelo
que le desgarró carne, vísceras y corazón
y le partió el alma en dos.

Y de repente… un sueño
y soñó que era un pájaro
que volaba por encima del cielo
libre y solo
y cuando más libre era
apareció un cazador
y le disparó una bala
que le atravesó el pecho, órganos y pulmón
y su alma se escapó
por el agujero de su cuerpo.

Y de repente… un sueño
y soñó que era un coyote
que corría por la inmensidad del desierto
fuerte y solo
y cuando más fuerte era
apareció una tormenta
que lo sepultó en la arena
y la arena penetró en sus ojos, boca y oídos
y llenó todos los huecos de su cuerpo
y su alma quedó enterrada
por cristales de fuego.

Y de repente… un sueño
y soñó que era un simple hombre,
que regalaba su calzado
a cualquiera que pasaba.
Y caminaba por la tierra pedregosa
triste y solo
y cuando más triste era
apareció un malhechor
que lo ahorcó con una soga
y la soga le comprimió músculos, tendones y venas,
y su alma se hizo más pequeña
que la soga que la contenía.

Todo el mar del océano en sus ojos
Todo el aire del cielo en su aliento
Toda la arena del desierto en su cabeza
Toda la tierra del mundo en sus entrañas

Y aun así soñó, vivió, sintió y respiró
Lento, muy lento
pero a bocanadas.
Cogiendo aire
Exhalando fuego
Llorando lágrimas de sal
Escupiendo tierra.

Se acaba una vida

Y de repente… la luna
como una luz
en una noche oscura
atrae a quien cree en ella.

Y de repente… el sol
como un niño que juega
sale y se esconde
y calienta a quien le espera.

Y de repente… un cometa
como un cuerpo que flota
sostenido en la nada
es visto por quien se adentra en lo desconocido.

Y de repente… el universo
como un todo infinito
que contiene un algo absoluto
funde a quien desata su energía.

Comienza una nueva vida

 


 

Contactar con la autora: marigranizo [at] riseup [dot] net

Ilustración poemas: Fotografía por David Gomes / Pexels {public domain}

 

mar de poesías Celia Martínez Trauma

Más poemas en Margen Cero

Revista Almiarn.º 112 septiembre-octubre de 2020 MARGEN CERO

 

(58 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
De piel, tu piel, en mí un plano llevo/ Universo…