(A mil doscientos cincuenta y ocho años de su muerte)

Preámbulo, traducción y notas: Wilfredo Carrizales

 

Preámbulo

I

Li Bai (701-762), considerado el más grande de los poetas líricos chinos de la antigüedad, murió un día correspondiente a nuestro 30 de noviembre. Él mismo afirmaba que sus antepasados provenían de la antigua provincia de Longxi, que ocupaba el sureste de la actual provincia de Gansu, en la China occidental. Nació en la ciudad de Suiye, en el Asia Central (en las cercanías de la actual Tokmak, en Kirguistán septentrional. Podría suponerse que pertenecería a alguna de las etnias no chinas que habitaban aquella región). En su adolescencia leyó de modo extenso a los autores clásicos del confucianismo, así como a historiadores, literatos y filósofos. Le gustaba dar rienda suelta a su  carácter violento. Era buen esgrimista, experto en el uso de la espada y dedicado a seguir una conducta justiciera para ayudar al débil, al oprimido. Contaba que con sus propias manos había matado a hombres. Se trasladó, con posterioridad, junto con su padre, a la actual provincia de Sichuan (en el suroeste de China) y se radicaron en la Aldea del Loto Verde. De ese lugar, Li Bai formó luego su seudónimo: «El Creyente Budista del Loto Verde». A los veinticinco años abandonó la aldea y se dedicó a viajar por las regiones ubicadas al sur y al norte del río Yangze. Así adquirió una profunda experiencia de la vida y la sociedad. Fue convocado a la capital imperial, Chang An, en 742, y comenzó a servir en la corte como funcionario de la Academia Imperial (Han Lin). Un año después fue expulsado de la capital por los funcionarios corruptos de alto rango. Más adelante, se produjo un desorden causado por la entrada a la capital de un ejército rebelde y él manifestó su adherencia al gobierno constituido y participó en el contingente armado de un príncipe imperial. A resultas del fracaso de esa sublevación, Li Bai fue desterrado al sur y vagó por las inmediaciones del curso inferior del río Yangze. Murió en un lugar llamado Dangtu (donde se encuentra su túmulo funerario), en la actual provincia de Anhui (en la China central). La leyenda romántica acerca de su muerte afirma que él paseaba una noche en barca, ebrio, y se lanzó al agua para abrazar el reflejo de la luna, pereciendo ahogado. Se sabe, sin embargo, que feneció por enfermedad. Aunque algunos eruditos creen que pudo deberse su deceso a envenenamiento con mercurio, después de un largo historial de consumo de elíxires taoístas para lograr la inmortalidad. Otros sospechan que murió por los excesos de alcohol. Los poemas de Li Bai son imponentes y desembarazados y expresan un espíritu desenvuelto y audaz, con un lenguaje natural y una rima fluida. Su influencia en las generaciones posteriores de poetas fue vasta y de largo alcance. Ulteriormente le llamaron «el inmortal poeta».

II

Las cuatro «cuartetas» aquí presentadas fueron extraídas del volumen titulado Libro Ilustrado de Poemas Tang, o sea, poemas de la dinastía Tang (618-907), ilustrados con xilografías y caligrafías de famosos maestros calígrafos. El libro ilustrado solo contiene «cuartetas» (en chino, jueju, literalmente: «frase cortada») de cinco, seis y siete caracteres por verso. Son los poemas más cortos en la poesía china clásica y poseen restricción métrica y rítmica y tonal. A menudo, durante la dinastía Tang se consentía en hacer de los poemas, pinturas, o se inscribían poemas sobre las pinturas. De este modo, los poemas, las caligrafías y las pinturas formaban un todo, un resultado artístico de calidad. Según la Nueva Historia de los Tang de Ouyang Xiu y Song Qi, literatos e historiadores de la dinastía Song del norte (960-1127), el poeta Zheng Qian le obsequió al emperador Xuan Zong, un poema suyo caligrafiado sobre una pintura, también suya. El emperador escribió personalmente cuatro grandes caracteres que significaban «Tres Inigualables de Zheng Qian». Esta anécdota ilustra de modo suficiente el especial aprecio que se sentía durante la dinastía Tang por la poesía, la caligrafía y la pintura.

En cuanto a las xilografías, en China poseen  una larga historia y tradición. Al llegar a la dinastía Tang, el arte de la xilografía había alcanzado un alto nivel que se prolongó  con magníficas obras hasta la dinastía Ming (1368-1644), época en que este arte logró su máximo esplendor.

Con respecto al autor del Libro Ilustrado de Poemas Tang. Su nombre era Huang Fengchi. Él mismo se apodaba «El Anfitrión que Colecciona Elegantes Libros». Fue un famoso coleccionista y grabador de la dinastía Ming. Su libro ilustrado está compuesto por tres partes con jueju de cinco, seis y siete caracteres por verso. Vio la luz entre los años de 1573 y 1620, durante el reinado del emperador Wan Li. Entre 1621 y 1628, Huang Fengchi grabó e imprimió Cuatro Manuales de Crisantemos, Orquídeas, Bambúes y Ciruelos, Libro de Poemas de Hierbas, Tallos y Flores, Libro de Pájaros, Flores y Árboles, amén de cuatro libros más hasta hacer un total de ocho. Sus libros se reimprimieron varias veces en Japón.

El Libro Ilustrado de Poemas Tang se imprimió originalmente en tres partes: jueju de cinco caracteres, seguido de los de seis y, al final, de los de siete. El volumen puede ser considerado un libro ilustrado con cuatro bellas provisiones: grabados en madera, pinturas, caligrafías y poemas. Aparte de poemas de Li Bai, contiene poemas de Du Fu, Wang Wei, Wang Changling, entre otros célebres poetas de la dinastía Tang. Las caligrafías del libro, en diferentes estilos, pertenecen a renombrados calígrafos de la dinastía Ming.

III

Los cuatro jueju de Li Bai seleccionados del Libro Ilustrado de Poemas Tang, al igual que otros del mismo autor, no se encuentran en las actuales colecciones de sus poemas. Son cuatro jueju de seis caracteres por verso con el tema de las estaciones, correspondiendo cada uno a una estación particular. De los cuatro jueju, solo el último no está ilustrado con xilografía y comparte página con el poema  titulado Luna Nueva en el Gineceo de Otoño del poeta Luo Yin (833-909).

Traducir al español un poema de cuatro versos, con seis caracteres por línea, es una tarea ardua, difícil y, hasta cierto punto, imposible. Los jueju siendo tan concisos, tan llenos de sugerencias, con un lenguaje colmado de evocaciones y dobles sentidos, tan rebosantes de musicalidad e imágenes y escritos en chino literario (wen yan) pierden casi toda su belleza al ser vertidos a otro idioma no vinculado con el original. Aunque resulte pálida la traducción intentada, vale la pena, al menos, llevar ante los ojos del lector, un atisbo de lo que el poeta chino quiso abarcar en versos de seis caracteres, como es el caso que nos ocupa.

 

 

TRADUCCIÓN

 

PAISAJE DE PRIMAVERA

 

La puerta enfrente del agua corriente del riachuelo He;

las nubes se unen a la casa del inmortal (1) en las Montañas de las Ocas (2).

¿Quién separa al hombre oculto de la idea oculta?

Acostumbrado mira los pájaros y flores de la montaña.

 

(1) Ser humano que no envejece y que además posee todo tipo de poderes sobrenaturales. Etimológicamente el sinograma que los designa está formado por el radical de persona junto al carácter de montaña.
(2) Las montañas se dividen en montaña del sur y montaña del norte. Ambas montañas se encuentran en la meridional provincia de Zhejiang. En sus extremos hay lagos. Las ocas regresan a alojarse aquí al inicio de la primavera. De este hecho, le viene el nombre a las montañas, las cuales poseen hermosas vistas que las hacen ser un lugar famoso.

 

PAISAJE DE VERANO

 

Sobre la estera de bambú el hombre superior (1) despierta;

el montañés (2) trepa exaltado al quiosco del río.

Fuera de la cortina, (3) viento apacible (4) y trinos de golondrinas;

en el patio delantero cantan las cigarras en los verdes árboles.

 

(1) Hombre superior: un hombre de aspiración, inclinación y conducta elevadas. En el poema se refiere a un ermitaño o solitario.
(2) Indica al ermitaño, quien vive en la montaña.
(3) Cortina hecha de bambú o paja.
(4) Connota el viento del sureste que sopla al comienzo del verano.

 

PAISAJE DE OTOÑO

 

Anoche de pronto volvió el viento del oeste;

asustado miré pasar las ocas por el quieto bosque.

El poema estimula con justeza al retirado y solitario;

impulsa la rima para que caiga sobre la fría piedra. (1)

 

(1) Piedra sobre la cual se golpea la ropa al lavarla. – Entre el impulso del profundo recitado, se esparcen los sonidos sobre la fría piedra y, de modo recíproco, armonizan con la rima del poema.

 

PAISAJE DE INVIERNO

 

Congelado el pincel, estoy perezoso de escribir nuevos poemas;

fría la estufa, con frecuencia quiero calentar un buen vino.

Ebrio miro las flores de ciruelo (1) bajo la blanca luna;

de repente sospecho que la nieve cubre el frente de la aldea.

 

(1) El ciruelo florece en invierno; sus flores son blancas. El poeta sugiere flores de nieve. El apellido del poeta, Li, significa ciruelo.

 

WILFREDO CARRIZALES. Escritor y sinólogo venezolano nacido en la ciudad de Cagua, Aragua, Venezuela. Entre otras obras, ha publicado los poemarios Ideogramas (Maracay, Venezuela, 1992) y Mudanzas, el hábito (Pekín, China, 2003), el libro de cuentos Calma final (Maracay, 1995), los libros de prosa poética Textos de las estaciones (Editorial Letralia, 2003) y Postales (Corporación Cultural Beijing Xingsuo, Pekín, 2004).
 zalesw [at] yahoo [dot] com

 

🖌 Ilustraciones: (inicio) Pintura de Su Liupeng de la din. Qing ▫ (en el texto) Portada del Libro Ilustrado de Poemas Tang. Ambas imágenes han sido remitidas por el autor del artículo.

👁 Leer otros textos de este autor (en Almiar): Adminículos y perversiones · Doce poemas escogidos de Wilfredo Carrizales · Diez poemas escogidos de Lan Lan

 

poemas de Li Bai

Más poemas en Margen Cero

 Revista Almiar • n.º 113noviembre-diciembre de 2020PmmCMARGEN CERO™

 

(97 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
pude verlo de cuerpo entero/ me di cuenta/ que ya…