poemas por
Wladimir Zambrano

 

Amarte es disolverme

y quebrarte en los segundos,

ser otra servidumbre en el delicioso juego al centro de las piernas.

 

Amarte es ser esclavo,

necesaria obsesión,

necesaria bestia,

necesaria torre cuidándote los gestos…

 

Amarte es una daga fingiendo como falo…

 

La pólvora:

vestida de locura en portales de conciencia pregonada

(movimiento de sombra y flechas ordenando a sus vigías:

como una lluvia que crece

y crece

hasta ocultarnos con su rabia…)

como esas bifurcaciones del sueño

cantarán espejismos medievales

para que otro vagabundo de arena

aprenda de las puertas cerradas

que todo lo consiguen…

 

Mis nervios:

poblados con tu cuerpo

donde presiento el oro del poema,

burlándose en los actos de pereza

en mis manos distintas cada día…,

copa de cristal:

donde Satán recoge el confín de la palabra…

 


[Odilon Redon o el escape de todo o
el secreto confeccionado]

 


Cuando alguien cierra los ojos sin dormir:

camina un niño,


se dobla el día

y la vejez se guarda,

 

y la hora,

el minuto y el segundo

como forma de cera instalando su recuerdo entre lo débil

lucen el fragmento del descanso al cruzar un rostro vivo.

Cuando alguien cierra los ojos sin dormir:

hay un secreto que se ignora al final de los secretos

o la vibración y el aire que se esparce ante la idea

o el jardín

o la piedra

envueltos como viejo regalo

entre divagaciones y anhelos;


cosa inocente y a la vez trémula,

que guarda los carruajes destruidos

en que viajaba la memoria

(palabra oculta perdida para siempre,

mundo de temores que baja entre los párpados

y el deseo,

como baúl de oro / barril de vino,

oculta en perfección:

soledad y silencio).

 

De Diario del Crepúsculo (2009)

 

línea roja poema Wladimir Zambrano
Interior de ciudad
separación poema Interior de ciudad

 

Voy a cortarme la mano derecha,

enterrarla en el jardín

y esperar a que crezca un hombre…

 

De mi cabeza al cuerpo la inmersión de un continente,

de mi cabeza al sueño una cacería de nombres…

 

Todos mis maestros se han  marchado…

 

El conductor en carruajes de vino

y la obcecada anciana vestida de infante,

el dragón que vivía en su aldea

como príncipe y hombre,

el rito de animales

que en el hambre se guardará

cuando el círculo en palabras erigiera otra ciudad,

 

otro nombre,

otra cifra…

 

Y otro barco de la piel gastándose

en las formas del deseo…

Y otro barco de la piel insomne

en un pasado que fabrica…

 

una materia que pesa,

pero escapa de mis manos

un palabra que escribo,

pero se borra…

 

Todos mis maestros se han marchado…

 

Voy a cortarme la mano derecha,

enterrarla en el jardín

y esperar a que crezca un hombre.

 

 

De Interior de ciudad (2012)

 

línea separadora poema 23H11, remordimientos23H11, remordimientos para la gran “N”
ilustración título poema

 

 

1

 

Salsa.

Reggaeton.

Merengue

(jamás pude bailarlos a tu ritmo)

deliciosos en la soledad de tu cuerpo

dibujando las noches para mi secreta guarnición de naipes;

(que no se entienden

debido al volumen de la música,

que no son públicos

debido a la confusión que me protege,

que te aíslan completamente

de la ternura ideal…).

Borinquén, El melao, Atenea y Azúcar de Cuba

nombres de otros bares que resguardaban tu factoría preciosa:

rosa que se abre

en las habitaciones de la miel,

ojos que poseen boca

y casi siempre

tienen hambre.

 

 

  De La restauración (2014)

______________________


Wladimir Zambrano
 (Guayaquil, 1984). Poeta, artista plástico y docente. Es Licenciado en Comunicación social. Su primera tentativa poética Diario del crepúsculo recibió el Premio Nacional de Poesía David Ledesma Vásquez 2009. Desde entonces ha publicado los libros Interior de ciudad (Dadaif cartonera – Guayaquil, 2011) y La restauración (Cascahuesos editores – Arequipa, Perú, 2013). Textos suyos aparecen en diversas antologías y revistas como Punto de partida (UNAM-México DF), Big sur (Buenos aires) y Naipes Arreglados (Ciudad de Guatemala).


📩 Contactar con el autor: wladimir_zambrano{at}hotmail.com

📸 Ilustración poemas: Fotografía por: Lucky2013 / Pixabay

 

Mar de Poesías Wladimir Zambrano

Más poemas en Margen Cero


Revista Almiarn.º 86 | mayo-junio de 2016MARGEN CERO™ – Aviso legal

 

(192 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
artículo por Santi Balmes, Mucho y MARXOPHONE (Prensa) Desvergonzado, lenguaraz,…