Poemas

Intangible, partícula  sonora  en la quietud

Intangible, tormenta  utópica

Intangible, espejo de la suavidad.

Intangible, sabor cálido,

Intangible, piedra golpeada por el infinito,

Intangible, olor a humedad.

Intangible, cicatriz.

Mi cicatriz, mi ombligo al que acaricio rememorando las horas ociosas de pasos alarmantes, afianzados a un abismo Intangible cegado en inspiración,  abandonado en el silencio  de  las calles que aman el equilibrio imposible de la soledad.

¡No puedo callar!

En la libertad que me concedo pienso en venas tatuadas y también en esos poetas anónimos autorizados en divulgar discursos, cuentos, besos, abecedarios, palabras, caricias  tantas y tantas cosas… pero también pienso en mí, en las dedicatorias, en los lloriqueos cayendo bajo la nocturnidad de cientos de hojas que esconden un nombre.

 

Huyo al baño me desvisto, interactuó en lo más bajo el sudor universal

Señalo mi ombligo y distingo un hermoso recital,

Mi nacimiento,

mi madre en un espacio Intangible.

 

 margencero-imgMenstruación

 

Inspecciono las virtudes de tu sexo

las germino en mi ombligo con la sangre que fluye de mi madre

como baba resbalosa que desciende por mi entrepierna

Amarro mis puños,

me arrodillo dándote caricias con mi mejilla

te  deshonro mujer,

te escupo.

me verás quebrado abatido

con los pantalones colmados de devastados mensajes

en los que envejecí tu mirada.

 

Me desperdicié arribando oleadas de pasión

manché mi cuerpo de hombre

en virtud de tu cuerpo mujer.

 

Lloro afónico declarando que te amo

Que te amo un poco más, más de  diez  minutos de la profundidad que me encierra este cubo hermético e  indiferente

Busco penetrar en tu alegría

Observando la luna en ti

Quedándome  en cada dolor mensual que guerrea por tu vientre

dolor sin dioses  dolor que nos da sustancia.

amaré lo que anida en ti

sin poseer – te, sin exhibirte

Dejando que tu líquido acoja mí fuerza

y me suministre conexión vital  de amor

 a cada sangrar

Corro de a poco ahuyentando tu miedo

Tu  miedo no existe

no existe el miedo

no tendrás miedo.

 Intangible foto Solviery Anaya

 

Pretendes conocerme
(dedicado a mi bebé en gestación)

 

Pretendes conocerme mientras yo culpo a todos

Con claridad observo un amanecer sin rumbo

Que danza indómito frente al espejo

Lluvia sudor penetrante emana ilusión.

 

Sé que lo soñé y sé que huí de ahí,

guardo silencio en mis manos y te espero, mientras mucha gente habla y habla

 

¿Los escuchas?

 

Yo, continúo en silencio aguardando por ti en mares azules

Sintiendo los latidos de la creación.

Compongo tus labios y me desvelo en tus ojos

me oculto,

me doblo

Sabrás que no hay lugar seguro

pero te protegeré de mis sombras que sufren muertes cotidianas.

En la ficción te soñé y espero no volver a huir de ti

hallaré la forma especial de que me invoques

acudiré a ti,

te acunaré.

empiezo a desvanecerme de placer

Creces, creces y nadie te detiene

¡qué bonito pretexto para  engordar!

no sé si es el mundo que esperas

pero es el único que me han propuesto

y antes de saber lo contrario te pido perdón.

me adiestro,

me postro,

desciendo en ti

y creerás que bajas de mí.

 

separador poemas Intangible

«Mi nombre es Solviery Anaya y mi seudónimo es Solblue, soy Colombo-venezolana, actualmente radico en Buenos Aires (Argentina). Estudié Diseño Grafico en Colombia y en Venezuela me inicié con la poesía y el arte en general, allí formamos un grupo de poesía llamado TIPO e hicimos dos publicaciones en formato impreso acompañados de performance poético. En la actualidad participo reiteradamente en ciclos de poesía en la ciudad de Buenos Aires mostrando un poco de mi trabajo creativo».

Contactar con la autora: solcielohds [at] gmail.com

Ilustración poemas: Fotografías por Solviery Anaya ©

Mar de poesías Solviery Anaya

Más poemas en Margen Cero

Revista Almiarnº 78 | enero-febrero de  2015MARGEN CERO™Aviso legal

 

(Total lecturas: 127 ♦ Reciente: 1)