por
Guillermo Arbona Rojas

 

y no es presencia,
y los animales muertos
recuerdan a flores de plástico

que he ido dejando
en forma de mensaje
                                 en la orilla,

recuerdan a todas las conchas que no recogimos,

                                                                              allá en el mar
las calles por las que no habitamos,
las casas de paso en las que nos quedamos para siempre.



y no es presencia,
los animales que no matamos,
                                                   florecen entre la hierba,
esperan al sol,
habitan la tierra,
y como ritual
permanecen,

en nuestra pequeña ausencia

en la que nos estancamos

para siempre.

 

Todo es de color

 

recuerdo la llamada del banquero
a la hora de la comida
y las lágrimas de ella entre el humo del Ducados,
la pierna semiamputada pidiendo un descanso.

 

recuerdo aún el ruido del cuchillo
cómo se blandía
como hoja de espuma
entre aquel pan que cubría toda la encimera.

 

la cenefa blanca
el cuenco sin cerezas
el leve aroma del romero bailando
entre la grasa en las paredes,

 

la llorera en los dormitorios,
y recuerdo el silencio
el ruido, y de nuevo el silencio
lo recuerdo todo,

 

Dios estaba asustado,
lo sabíamos

 

lo que quiero decir es que
aún existen maravillosas
escuelas de escritores
sin plazas libres,
preciosas escuelas de escritores
que hablan de métrica y sonetos.

 

Maravillas escuelas de escritores
todas ellas
donde algunos de los aquí llamados
acuden con la intención
de escribir bellos poemas,
con todo
lo que ello conlleva.

 

Lo estoy intentando

 

Dada la métrica insulsa esto
es poesía que se adhiere
a recetas estructurales vanas,
cotilleos de invernadero
que encierran premisas infinitas.

Deja volar al verso, rompe la cárcel
que la tradición muestre
                                      todo lo que nos hemos equivocado.

imagen poemas Estoy

 

Guillermo Arbona Rojas


Guillermo Arbona Rojas
  es natural de Jaén, escritor y estudiante de Literatura General y Comparada en la Universidad Complutense de Madrid. Desde los quince años trabajó como camarero, agente de aparcamiento, mago, clown, dependiente en tiendas de segunda mano, reponedor y librero entre otros empleos que no cotizan en la Seguridad social. Las ideas y venidas entre trabajo y estudios es constante. Es autor de Ez (2018) Librosindie.S.L, novela con la que dio el salto al mundo literario en 2018. Un año después publica El Gallinero (2019), libro compuesto por trece relatos. Guillermo compatibiliza la producción de novelas con la creación de guiones y poemas. En 2016 queda segundo en el III Certamen literario Efecto Mariposa con su relato titulado El principito, que denuncia el abandono infantil y la precariedad laboral. A su vez ha colaborado con diversas revistas y publicaciones orientadas a la literatura, haciendo un uso directo y sin decoro. Algunos de sus cuentos y poemas han sido publicados en revistas como; Letralia, Revista Kuma, Factoría de Autores, Espacio Ulises, El club de la fábula, Ngc 3660 y Fuego en Notre Dame. También fue seleccionado para el libro homenaje al poeta Mario Benedetti por Ediciones Cerezo.
📩 Contactar con el autor: guillermoarbonarojas [at] gmail[.]com

 

Ilustración poemas: Espectro de Brocken, fotografía por Pedro M. Martínez ©

Mar de Poesías Guillermo Arbona Rojas

Más poemas en Margen Cero


Revista Almiarn.º 119 – noviembre-diciembre de 2021MARGEN CERO™

 

(71 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
El silencio no existe, lo inventaron los hombres/ como la…