poemas por
Francisco José Blanco Torres

 


Duerme, Diana. Duerme, duerme.

Diana duerme.

Como Ofelia flotando en el agua

loca de amor

por la loca mente de Hamlet

llena de visiones y sucios fantasmas

que rompieron en mil pedazos

el puro espejo de su alma cansada.

Duerme, Diana. Duerme, duerme.

Diana duerme.

La Muerte es una niña traviesa

que arroja piedras contra mi ventana.

No la despiertes, niña.

No quebrantes su sueño.

Porque Diana duerme. Sí.

Diana duerme, duerme Diana

con sus ojos de niña abiertos de par en par

como dos trágicas luceras

bajo el agua.

 

 Inclínate

 

Inclínate, inclínate.

Inclinaos

ante el vano Moloc de pies de barro y plumas de oro

ante el gran plasma y el sucio fotón de óxido.

Inclínate.

Inclinaos

ante el soberbio Satán con pistolas de plomo.

Un pequeño gesto.

Solo un acto de adoración.

Dobla  las rodillas

hasta tocar el suelo.

Y ahora

inclina la cabeza.

Inclínate.

Inclinaos

ante el implacable Moloc

que acepta entre sus manos la sangre de niños desnudos

y  el alma de los perros que aúllan a la espesa luna.

El horno ardiente espera a los que dudan.

Polvo y cenizas su destino.

Solo un acto de adoración.

Un pequeño gesto.

Y Moloc será tu amo y vosotros los esclavos.

 

 

William Blake dixit

 

Solo hay dos clases de hombres.

El Prolífico

y el Devorador.

El Prolífico derrocha su fecundo semen

entre las generosas piernas de su Musa,

en sus deyecciones poéticas trocitos de cerebro

derrama

y de su destino hace una ley que ninguna llama

puede consumir

y que ninguna cadena puede sujetar.

De su vida hace un camino, sagrado como su propia vida,

terrible como un querube de hierro.

Y toda puerta que toque se le abrirá

y todo deseo que pida le será concedido,

porque no escondió su talento bajo tierra

ni sepultó su luz entre las fieras sombras

que todo lo devoran.

En su hambre de luz encuentra su deleite y su muerte.

Pero otros son los caminos del Devorador.

Ávido de materia, de sangre quieta

bajo los tejados

dueño de una mente de ruedas metálicas y precisas

frías como un implacable reloj,

hijo de Calvino y su herejía

negador de todo placer y alegría,

amante del rígido collar que atenaza su cuello

y  lo fija con dura aritmética a su escaño de esclavo,

ciego idólatra de los múltiples eslabones

y  anillos

que le impiden sentir el libre gozo

de su hermano,

trágico Dióscuro condenado a vagar

entre sombras y seres sin vida,

pronto sabrás, avaro Devorador,

que la segunda muerte será

tu único salario

y que el Gehena quemará tus huesos en el valle de Hinón

mientras tu calavera exhibirá

                         tu última

                                            sonrisa.

 

España

 

España. España.

La puta España.

Espadaña.

Más que madre, madrastra.

Siempre devorando a tus crías.

Cocinando a tus propios hijos en la olla de la historia.

Histérica hetaira. Ingrata.

Arpía de ojos sangrientos.

Ramera que te ofreces por las esquinas de Europa

por treinta miserables piezas de plata.

Eso eres, España.

Madre de Caínes y gañanes enterrados

hasta las corvas

matándose a garrotazos.

Voraz Saturnia que devoras el fruto de tu entraña

con ojos de loca,

arrancando la tierna carne a dentelladas

con esa horrible boca que a todos espanta.

Eso eres. Sí. España.

Recuerda, si puedes

que nadie llevará flores a tu tumba.

Un país sin memoria

no merece ser recordado.

 

Cara Diana

 

Cara Diana.

Lee libros

       que sean luz del alma

y  no eróticas novelas rosa

       ni dulces porneias en arenas

de burdas playas.

Que la enfermiza luz de tu móvil

      no te ciegue de noche

y  que un cercano día

mi amigo loco don Quijote

te susurre al oído esas palabras

en su cuerdo lecho de muerte.

 

 

separación poemas Francisco José Blanco Torres

Mi nombre es Francisco José Blanco Torres, y nací en La Coruña en el año 1974. Mi carrera literaria comenzó en el año 2006, cuando me publicaron en la Editorial Atlantis la novela histórica Lobos del Brezal. En el 2007 me publicaron en la misma editorial el relato corto Banshee, como parte de la antología literaria Tic-Tac. Cuentos y poemas contra el tiempo, donde también participaron autores como Luis Eduardo Aute, Ouka Leele y Espido Freire. También he sido colaborador asiduo de la revista digital de historia, fantasía y ciencia-ficción Aurora Bitzine, donde me han publicado por entregas mensuales las novelas históricas Emain Macha, desde septiembre de 2007 hasta agosto de 2008, e Ítaca, desde febrero de 2010 hasta agosto de 2010.
Asimismo he participado con cinco poemas durante los años 2008-2012 en el proyecto Gira Poema, un libro sin derechos comerciales que fue liberado en distintas ciudades de todo el mundo con la participación de poetas conocidos e inéditos. Dicho proyecto fue convocado por la página web de poesía, narrativa y artes visuales Antaria y Letras Kiltras, que está gestionada por la poetisa chilena Natalia Gaete, impulsora del proyecto.
Actualmente estoy colaborando desde junio de 2011 con la revista literaria chilena Cinosargo, y también con la revista literaria española Almiar, donde me han publicado varios poemas, ensayos y relatos. Asimismo también estoy colaborando con las revistas Sol Negro, Axxón y Cinosargo.
 

📩 Contactar con el autor: ulisesnav1 [at] yahoo.es

 

👁 Leer otros textos de este autor: Las tres tentaciones de Ulises y la angustia del hombre moderno en la Odisea, de Nikos Kazantzakis | Perros de Homero, poetas y Eros Cuando me engulla el río de aguas oscuras

Ilustración poemas: Weeki Wachee spring, by Toni Frissell [Public domain],
via Wikimedia Commons.

 

Mar de poesías

Más poemas en Margen Cero


Revista Almiarn.º 82 | septiembre-octubre de 2015MARGEN CERO™Aviso legal

 

(Total lecturas: 139 ♦ Reciente: 1)