poemas por
Benito Piñeiro

 

 

¿Por qué no desear abiertamente?

¿Porqué…? ¿Por qué no…?

Si tu corazón ha brillado entre letras

y tus deseos saben vivir en ese lugar…

 

siempre nacen, a impulsos irrefrenables,

se llaman besos de vocabulario

caricias que acunan definiciones,

me gusta imaginar tu mirada añeja

el son de los sueños que expiran si amanece,

y tus pestañas vibrando toda la mañana

 

nunca quise que me faltaras

entre los deseos realizables,

 

sólo agua marina… sería mi sangre sin ti,

 

soy una lengua no hablada,

la interpretación de una melodía

soy lo que eterniza la tarde

a intentos de que me percibas

soy el canto roto que perdura

de un pájaro que ya ha muerto

 

la brisa pobre que ignora que anochece

mientras va tildando los candados del paseo marítimo

 

soy quizá el color más vivo

que lucirá la ausencia en el invierno

 

porque es demasiado fácil volver a creer en ti

cuando todo lo demás es pura decepción.

 

Suelo desear abiertamente…

y no debería sonar a defecto innato.

 

Nadie sabe con certeza

que hay detrás de tus ojos,

 

porqué me callo miradas cada día

y porqué anudo deseos vulnerables

a pupilas cubiertas por simples párpados,

 

nadie escucha el avance de la ilógica

ni los presagios gozan de permiso alguno

 

pero en ese escenario de sorda penumbra

te busco… te busco con persistencia,

entre sonrisas prematuras, y confianza soslayada,

 

por playas agotadas

entre sal rota, y espuma herida

trato de hallarte,

en una búsqueda concienzuda

quizá física y azulada,

en una marea quizá ofendida

por sentirse viva

y atreverse a denunciar al plenilunio,

 

y sabes que todavía conservo

mi cofre imaginario,

ese increíble tesoro,

al que sólo el barniz de tu existencia

supo sacar por completo… de la burda invisibilidad.

 

¿Y qué te digo ahora…?

¿Te digo «gracias»…?

¿Te transmuto…?

¿Te abrazo…?

 

Creo que te extraño

Y no sé si percibes…

cuánto me implico en ese proceder.

 

 

¿Un deseo proscrito…?

 

Un poco de silencio…                  para saber que la vida sigue

una vida remota,                                en un plato de la báscula

en el otro los motivos                       y los abrazos imaginados

 

has regalado tus pasos                     al hoy no hace ningún frío

al de pronto hay una playa               donde cristaliza un vacío

 

a tus luces suficientes                             les regalan la distancia

elevan la mirada inquietante         y no encuentran ni su cielo

se puede corromper la totalidad…         pero no en los sueños

 

se puede elegir la soledad,                    rechazar el miedo tibio

llevar la ceguera al límite                 disuelta en la voz arterial

 

siento que envejece estéril                             mi causado juicio

la muralla derrumbada,                     la esperanza sin cimientos

 

un silencio desconocido                           llamando a mi puerta

abarrotado de cansancio,                moribundo de melancolía

es uno de esos días, de nubes caras            y nostalgia oscura

 

quisiera creer que el sonido grave,       de mi callado nombre

hará esta noche su dulce travesía,  en una densa penumbra

 

mi motivo es una oscuridad,      que no me deja ser creyente

y ya vuelto de revés, me olvidaré adrede, de la finitud de la vida

 

espero que tus sueños                              te desoigan y no se rindan

porque mi vida apenas se sustenta…     al imaginarlos en rebeldía

permisivos en sus tierras,               para que construya una ermita

 

continuaré creando mis deseos sin cordura      en el subconsciente

por eso quiero una cúpula como techo,      desvencijada y celestial

 

puede que la libertad sea una condena más que justa….

para todos los deseos que continúen naciendo proscritos.

 

 

 

línea divisoria poemas Benito Piñeiro

Benito Piñeiro. Escribe desde siempre y participa en un Taller de Creación Literaria. Ha editado a nivel personal un libro de prosa libre llamado Inmoverso.

🔗 Web del autor: Sentir puro y dedos entrelazados
(http://sentirpuroydedosentrelazados.blogspot.com.es/)

Ilustración poemas: Pintura (detalle) por M.ª Luisa Rojo-Novais Grandio (Novais) ©
Ver muestra de esta autora (en Almiar)

 

Mar de poesías Benito Piñeiro

Más poemas en Margen Cero


Revista Almiarn.º 83 / noviembre-diciembre de 2015MARGEN CERO™Aviso legal

 

(102 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
artículo por Javier Claure C.   La ganadora del Premio…