poemas por
Telmo Meana

Mi ángel me dijo que
«hay un cielo que no escucha
y tus lágrimas no ven».
Tatuado lo llevo para matar el olvido.

Lo que no me dijo es que cuando ven,
corren rabiosas hacia arriba;
como el parabrisas del coche un día de lluvia,
como el vapor de mar una tarde de verano.

El gato negro

Un gato negro ha entrado en mi casa.
Lo fotografío para poder ver su alma.
Sus ojos me miran como lunas doradas,
pero tras esa máscara no veo nada.

¿Es acaso Dios o el demonio?
¿Un ángel malvado o mi ángel de la guarda?
Una vez un gato persiguió a un hombre
que en lugar de espantarlo lo convirtió en su cara.

¿Debo hacer lo mismo, o acaso
remendar mis esperanzas?
A ese hombre hoy admiro,
pero su historia me produce lágrimas.

A mi gato aún le queda
algún que otro zarpazo por dar.
Pronto estoy a recibirlos
si así evito que se quede en mi hogar.

Mañana duermo entre robles,
y con suerte de mi gato escapo;
aunque sea por un día,
para visitar a mi viejo gato blanco.

Lluvia sin noche

La lluvia tiene paciencia.
Casi tanta como yo.
Con su caída la calle desgasta,
como a mi voluntad el dolor.

Aun cuando quise irme lejos,
ella siempre estuvo allí,
decorando mis días de fracaso;
augurio de un triste porvenir.

Pero ya está aquí la noche,
amparo de aquellos que ayer
fuimos desheredados de la suerte
sin haberlo podido saber.

Noche de amigos, risas y amor.
Noche de sueños, lamentos e inspiración.
Noche de pesadillas, retornos y sudor.
Noche de aquella ya mencionada sublimación.

El hombre del gato negro
su mensaje me dio a conocer,
dijo: «en esta historia, hermano,
siempre nos toca perder».

Y en esta fría noche sin lluvia
escribiendo me acuesto y comprendo:
soy hijo de la lluvia sin noche,
pues nací de día y lloviendo.

 

separador poemas Telmo Meana

Telmo Meana

Telmo Meana«Nací en Galicia (España) en el año 2000. A pesar de que mi principal actividad creativa se desarrolla en el ámbito de la fotografía, hace algo menos de un año comencé a experimentar con la poesía, uniendo así ambos medios artísticos de manera que se complementen las historias que en ellos pretendo narrar. Este fue el resultado de mi reciente exposición La reconquista de los recuerdos y la sublimación del dolor, en la que fotografía y poesía convivían y dialogaban en un mismo espacio. En cuanto a mi reducida obra poética, es un ejercicio de escuchar y plasmar una voz interior que surge en los momentos en los que estamos más tristes. Es una poesía oscura que se apoya en símbolos que habitan en la conciencia de mi identidad gallega como el mar, los gatos, los robles, la lluvia o la propia noche».

 Contactar con el autor: telmomeana[at]gmail.com

🖼️ Ilustración poemas: Fotografía por ELG21 / Pixabay [dominio público]

Mar de Poesías poemas Telmo Meana

Más poemas en Margen Cero

Revista Almiar – n.º 125 | noviembre-diciembre de 2022 – MARGEN CERO™

 

(79 lecturas, 1 en el día de hoy)
Siguiente publicación
El diablo que me habita/ tiene garras poderosas,/ colmillos afilados/…

Al borde de la frontera 007