poema por
Deborah García Sánchez

De piel, tu piel, en mí un plano llevo
Universo lejano, ajeno, inconquistable
Pastos de miel y sudor descalza atravieso
Tierra indomable quiebra en fragmentos de luz

Pasajes oníricos, impalpables, inalcanzables
Aviva el hambre y la sed del agua néctar
Brota de la carne

Vibrante dilatación-contracción
En unísono y a distancia
Firmamento de letras, signos y silencios
Instantáneas que aprisionan segundos
                                     de anhelo, de sonrisas

Sonrisas —tu sonrisa— golpe radiante
Retumba en el pecho
Lo estruja, lo enciende y revienta
La vida en tu sonrisa

Voraz estruendo que hace eco en el interior
Sombras inventadas que se hacen una
Cuerpos inexistentes, amorfos
Contorsionándose en sincronía con el palpitar

Ríos revueltos, senderos que pulsan 
                                     y moldean, engrosan
Explosiones obscenas que se escurren de blanco en los azulejos
Fantasías sin culminar, caricias intangibles
Resuena la voz, esa voz, tu voz, un erizar

Los pastos, las tierras, los mares, el suelo
…mi suelo todo se eleva, se yergue
Y se disuelve, se va y desaparece
Tu piel, en mi piel, para volver un plano llevo

 

 

Deborah García Sánchez es Psicóloga con un máster en evaluación para la calidad educativa. Reside en Oaxaca (México).

📩 Contactar con la autora: debosgs [at] hotmail [dot] com

Ilustración poema: Imagen por smallmccall / Pixabay [public domain]

 

mar de poesías Deborah García Sánchez

Más poemas en Margen Cero

Revista Almiar · n.º 112 · septiembre-octubre de 2020 · MARGEN CERO™

 

(34 lecturas, 1 vistas recientes)
Siguiente publicación
Aquella antípoda de cielo redondo./ Aquel nadir opuesto al zenit;/…