poema por
Óscar Marchesin

 

cuando te afeitás por la mañana
y ya no lo hago y lo hacía tanto
cuando esa vecina que te hace
temblar los pelos al saludar
te está diciendo tomame
y vos no te das cuenta apurado…

cuando tu cabeza está
en el auto que te salpicó el ómnibus
y hasta sos capáz de bajarte a limpiarlo

el saco mojado cuando sos empresario
y estás metido 14 horas en el laburo
por no saber delegar criteriosamente
tus hijos esperan cuando sos empresario

y por no darle importancia
a la mujer que compraste en algún momento
te crece la osamenta gorro de lana en invierno

cuando hablás mucho y no decís nada todo te detiene
cuando defendés una religión/secta indefendible
ten piedad de nosotros…

cuando votás un sistema terminado y acabás tarde
cuando no apoyás el nuevo orden de este mundo en marcha
la rueda te pisa
cuando seguís pensando que lo mejor viene del norte
y jujuy está muerto y sam come oro

cuando seguís pensando en la patria
de los patrioteros gallegos y tanos colonizadores
nosotros los sin-tierra sin Indios
cuando ninguna utopía te entra y solo te regís
por los cánones tradicionales de la vida
te queda tan poco…

cuando seguís pensando que todo lo que haces
está mal y serás juzgado para caer en el fuego eterno
y no de dos piernas flacas abiertas

cuando no evaluás tu propia filosofía de la creación
el repollo se te representa
cuando no aceptás tu propio dios y permitís
que te lo impongan y te lo ponen y no decís nada

cuando te da lo mismo que un perro muera un niño de hambre
cuando la poesía se te acabó la mímica de la mente
la única forma de insinuar algo sin matar físicamente
a quien va dirigido misil al infinito cae un paradigma

y un nuevo corrupto nace hoy muere seca
la piel en la noche
cuando una mujer te da lo mismo que otra
es la que ciega te hunde el cerebro

cuando te mira tu hija y no te retumba el corazón
aplastada la razón se contamina el aire
cuando no se te caen las lágrimas de tan solo pensar
en las lágrimas derramadas de los que no pudieron salir
a ver el sol a caminar tan solo junto a su eterna
y nunca muerta utopía es la vida que nadie tiene derecho
de arrancar los macabros verdes oliva de ginetas amarillas

cuando veas amarillas las hojas no te apenes por su muerte
cuando ni te pase por la mente que los árboles sufren frío
los niños vacíos en las calles de las esquinas
de los parabrisas tan limpios escarchados

cuando ni se te ocurra conquistar el oeste de bush
montado en el auto de barbie que surca el mundo
de los verdes dolares malgastados de las armas
y de las infecciones procuradas plantadas inyectadas

cuando tus años dejes pasar sin pensar en nada
solo aguardando fácilmente irte a la nada

cuando algo de esto pase por la vida
no se generará problema alguno
es la normalidad del normal ser racional
que habita este normal planeta

sam maneja y barbie va agachada…

 

 

Poema Óscar Marchesin

ÓSCAR ALBERTO MARCHESIN POLINELLI. Poeta nacido en Buenos Aires. Colaborador de revistas literarias en América, España y Holanda. Cofundador de varias revistas literarias. Colaborador en SADE en talleres literarios y presentaciones. Publicó algunos libros en alguna época. Vive en Montevideo desde 1998.

Contactar con el autor: facebook.com/vivir.leer.escribir/

👁 Leer otros poemas de este autor: La isla colorada · Aunque Mañana Sea Sábado

 Ilustración poema: Detalle de fotografía por Jorge Romero, incluida en su exposición Fake 2008 (en Almiar)

 

Mar de Poesías Óscar Alberto Marchesin

Más poemas en Margen Cero

Revista Almiarn.º 110 / marzo-abril de 2020 PmmC MARGEN CERO™

 

(17 lecturas, 1 vistas recientes)

Página revisada el