hiperbreve por
Alexandru iósif

 

H

abían pasado dos años desde que se asomó por la ventana para ver cómo caía la lluvia. Empezó por observar cómo caía la primera gota sobre el suelo seco, ennegrecido por diez años de sequía. Allí estaba él y allí estaba la gota desierta bajo la tormenta. Tardó siete días en caer, pues no debía caer antes de las doce en punto del domingo siguiente al plenilunio pascual. Y sólo cayó cuando todos los relojes marcaron las doce en punto de aquel domingo. Tocó el suelo sin mojarlo y se quedó inmóvil durante setecientos treinta y seis días. Al caer la siguieron infinitas gotas dejando el suelo seco en un radio de tres metros y medio. Ni las bestias pisaban aquel círculo, ni la luz se le acercaba demasiado, ni las otras gotas caían sobre él. Tan sólo su mirada se quedó inmóvil sobre la gota hasta que el Sol volvió a levitarla. Cuando —antaño— hubo caminado sobre las calles de la Ciudad estaba envuelto en una atmósfera impenetrable.

 

ilustración texto Computus

Alexandru IósifAlexandru iósif (Ploieşti, Rumania; 1989): «Soy graduado en Física Fundamental con Astrofísica y estudiante de un máster universitario en Mate- máticas en la Universidad Complutense de Madrid. He publicado, principalmente poesía, en las revistas Visul Florema (Rumania), Almiar y Mephisto (España), Lakuma Pusaki (Chile) y Morbífica (México). Uno de mis poemas aparece en la antología conjunta El País de los Poetas, Universidad Complutense de Madrid».

 

Contactar con el autor: alejandroiosif [at] gmail.com

Ilustración relato: Sami Runic Calendar studied by Eirikr Magnusson, By Eirikr Magnusson (Archive book not in copyright) [Public domain], via Wikimedia Commons.

biblioteca relato Computus Alexandru Iósif

Más relatos en Margen Cero


Revista Almiar – n.º 82 | septiembre-octubre de 2015 MARGEN CERO™Aviso legal

 

(Total lecturas: 180 ♦ Reciente: 1)