artículo por
Salomé Guadalupe Ingelmo

 

La noche del 26 de noviembre de 2015, en el Salón de Actos de la Delegación de la Unión Europea en Helsinki, tuvo lugar la novena entrega de premios del Concurso Literario Internacional «Ángel Ganivet».

Durante el acto, al cual asistió abundante representación diplomática, miembros del cuerpo académico de la Universidad de Helsinki e intelectuales en general, se proyectó un fragmento del retrato que el reputado pintor español Alejandro Cabeza está realizando al ganador de la recién clausurada edición, un homenaje que forma parte de este premio desde el año pasado. Alejandro Cabeza, reconocido artista cuyos cuadros están integrados en las colecciones permanentes de numerosos museos españoles y otras instituciones extranjeras, cuenta con obra en cuatro museos nacionales españoles, diversos museos provinciales, Academias como la Real Academia Española, La Academia de San Quirce o la Academia de las Buenas Letras de Granada, ilustres universidades y múltiples Casas Museo distribuidas por diversos puntos de la Península.

Al cierre de esta novena convocatoria, preparándonos ya para afrontar el décimo año de vida, quizá resulte oportuno hacer un balance y resaltar algunos aspectos que, a juicio de la Coordinación de este certamen, se revelan significativos.

Sin duda el primero digno de mención es el espectacular aumento en la participación de escritores profesionales que hemos advertido en los dos últimos años y muy especialmente en la presente edición. De hecho, si bien por motivos obvios —pues para nosotros la confidencialidad de las plicas es sagrada y sólo la Coordinadora, totalmente ajena a las labores del Jurado, está al corriente de las mismas— no daré detalles al respecto, sí puedo revelar que entre nuestros participantes ha habido currículos espectaculares, profesionales con amplias y reputadas carreras a las espaldas, autores realmente sólidos. Basta analizar, por ejemplo, la lista de nuestros finalistas para hacerse una idea de la calidad media de las obras a concurso. Aunque la impresión que se saque será forzosamente parcial, toda vez que muchísimos magníficos escritores con carreras igualmente brillantes, por exigencias de nuestras directrices —no sobrepasamos nunca los veinte finalistas—, no han podido entrar en esa lista y sus nombres, por tanto, permanecerán siempre en el misterio.

No obstante, esencial y muy enriquecedora se revela también la participación de escritores aficionados con mayor o menos experiencia previa en estas lides. Ellos con sus aportaciones, a menudo introducen un viento fresco muy de agradecer. No pocas veces los noveles son capaces de proponer puntos de vista realmente originales e innovadores. Además, únicamente por pudor o falta de confianza en las propias posibilidades, frecuentemente mucho talento se conserva escondido en los cajones de personas anónimas. De hecho también algunos de nuestros finalistas cuentan con currículos no tan imponentes aunque sin duda prometedores. A veces se trata de personas bastante jóvenes o, por el contrario, de edad avanzada. Ambos casos, por motivos diversos y hasta cierto punto opuestos, a título personal, me resultan admirables: toda mi fe en el ser humano descansa sobre quienes quieren ofrecer algo a su semejantes desde muy temprana edad y sobre quienes, después de muchos años de servicio a otros, todavía quienes seguir ofreciendo con entusiasmo y confianza en que su obra resulte de utilidad.

En resumen, entre los muy diversos perfiles que componen el conjunto de nuestros concursantes, hemos alcanzado este año una participación altísima, en concreto de 1.204 escritores. Hemos acogido, literalmente, a participantes de los cinco continentes. Han llegado textos en español de lugares tan exóticos como Nueva Caledonia, Singapur, Botswana, Uzbekistán o las Islas Caimán, sólo por poner algunos ejemplos. Algo especialmente sorprendente si pensamos que se convocaba la modalidad de Poesía, que tradicionalmente cuenta con menor seguimiento que la de Cuento. Cabe indicar que, comparado con la modalidad de Cuento, se ha advertido un descenso de la proporción en la participación española respecto al resto de países hispanohablantes, lo que induce a sospechar que los españoles se sienten más intimidados por el género poético. Sin embargo ha sido significativo el aumento de la participación cubana y colombiana, que han crecido de especial forma respecto a la de las dos nacionalidades generalmente más involucradas en este certamen después de la española, es decir la mexicana y la argentina. Especialmente satisfactorio me parece también el que se hayan sumado a nuestro proyecto escritores de países centro y sudamericanos cuya participación precedente era nula, o que hayan aumentado las presencias antes únicamente aisladas.

La composición de los participantes ha sido básicamente la siguiente: 295 españoles, 232 argentinos, 122 cubanos, 120 colombianos, 101 mexicanos, 59 chilenos, 44 venezolanos, 42 uruguayos, 33 peruanos, 29 brasileños, 12 nicaragüenses, 11 dominicanos, 11 ecuatorianos, 9 guatemaltecos, 7 panameños, 7 salvadoreños, 6 hondureños, 5 paraguayos, 5 puertorriqueños, 4 costarricenses, 4 portugueses…

Todo ello demuestra, por encima de cualquier otra cosa, que el español está poderosamente vivo a lo ancho de todo el mundo. A menudo es custodiado, en tierras lejanas, por personas excepcionales con fascinantes vidas que tienen la generosidad de contarnos, al menos parcialmente, a través de sus obras. Personas que muy a menudo, por uno u otro motivo, se han visto obligadas a abandonar sus países de origen o son hijos de quienes lo hicieron antaño; pero que, aun así, han conservado celosamente su lengua de origen y la cultura a ella asociada.

Y esto entronca con otro aspecto que me parece esencial poner de manifiesto. Si bien todos los años, ya convoquemos Cuento o Poesía, una buena cantidad de concursantes nos presentan obras de claro contenido social, donde el autor revela sus preocupaciones por el entorno que le rodea, en la presente convocatoria el aumento me parece notable. En concreto me gustaría subrayar que no pocos han abordado el argumento de la violencia desde muy diversos ángulos, pero siempre con manifiesta preocupación. La violencia, por ejemplo, en sociedades como la mexicana ha sido recurrente. Pero también la violencia ejercida sobre poblaciones a las que se obliga a convertirse en refugiados: sobre quienes pierden hogares y lazos culturales y, arrancadas sus raíces, han de vagar privados de patria. Muchas veces, privados incluso de la esencial hospitalidad de una acogida. Creo que es digno de reflexión el que a tantos de nuestros autores les haya conmovido este argumento precisamente ahora. Otros han indagado sobre los vínculos entre la violencia actual y la que justificó genocidios en el pasado, por ejemplo durante la Segunda Guerra mundial. Hay quienes se han centrado en la violencia de género o en la racista, en la ejercida sobre el oponente político o sobre la inocente infancia.retrato ganadora IX Edición Ángel Ganivet

Pero también hemos asistido a muchas reflexiones sobre la propia literatura, lo que demuestra el respeto que nuestros autores nutren por una disciplina que desarrollan con plena conciencia de sus responsabilidades.

Por supuesto estas son sólo algunas de las muchas consideraciones que sugiere la evolución del concurso. No obstante, nuestros participantes y simpatizantes podrán encontrar, prácticamente en tiempo real, información detallada sobre las novedades referentes al certamen en su recién estrenado Blog y también, como siempre, en la Web de la Asociación Países Amigos.

Allí podrán consultar el acta de fallo con la lista completa de los diecinueve finalistas cuyos trabajos han sido considerados dignos de tal distinción por parte de nuestro Jurado —condición que a ellos, obviamente, ya les ha sido comunicada— y el ganador. También desde allí podrán acceder a la lectura de la obra ganadora y podrán contemplar algunas fotos tomadas durante la entrega de premios.

Para concluir, me enorgullece poder decir que en la mayoría de nuestros concursantes se advierte la voluntad de que su obra sirva para mejorar al ser humano, para poner de manifiesto las deficiencias de nuestras sociedades o los defectos de nuestra propia naturaleza. Siempre con el afán de corregirlos entre todos. Creo que la mayoría de nuestros autores se revelan, como pienso debería ser todo autor, personas esencialmente solidarias.

No menos orgullo nos causa la enorme fidelidad por parte de nuestros participantes. Es muy usual que quienes participan una vez, repitan en años sucesivos e incluso de forma ininterrumpida. Y es esto algo de lo que nos sentimos especialmente satisfechos. Si bien nos entusiasma la nueva llegada de escritores que nos han descubierto sólo hace poco y se acercan por primera vez a este certamen.

A todos, viejos conocidos y recién llegados, les damos las gracias por la confianza que depositan en nuestro certamen y por el privilegio que nos conceden al compartir con nosotros sus obras. Esperamos seguir gozando de ese privilegio en años venideros, empezando por la convocatoria del 2016. Y continuaremos trabajando para demostrarnos dignos merecedores de ello.

Por supuesto, nuestras puertas permanecen también abiertas para todos aquellos que deseen unirse a nosotros como socios o simpatizantes. Y muy especialmente para las instituciones, embajadas, ministerios y otras, que decidan apoyar nuestros esfuerzos en favor de la conservación de una lengua que es la de sus ciudadanos, que nos une y nos hermana.

 

 

Salomé Guadalupe Ingelmo

Coordinadora del IX Concurso Literario
Internacional «Ángel Ganivet»

 

 

Para más información:

angelganivet@paisesamigos.com

Tel: +358 44 335 5160

www.paisesamigos.com

www.facebook.com/paisesamigos

 

ILUSTRACIONES: Pinturas por Alejandro Cabeza ©: Monumento homenaje a Ángel Ganivet en la Alhambra de Granada (portada) | Ganadora del Concurso Literario Internacional «Ángel Ganivet» 2015, por Alejandro Cabeza (Fragmento)

 

 

greca división párrafos artículo Salomé Guadalupe

Salomé Guadalupe IngelmoGUADALUPE INGELMO, SALOMÉ (Madrid, España, 1973). Formada en la Universidad Complutense de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, Università degli Studi di Pisa, Universita della Sapienza di Roma y Pontificio Istituto Biblico de Roma, se doctora en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid. Miembro del Instituto para el Estudio del Oriente Próximo de la UAM, desde 2006 imparte cursos sobre lenguas y culturas mesopotámicas en dicha Universidad.
Ha recibido premios literarios nacionales e internacionales. Sus textos de narrativa y dramaturgia han aparecido en numerosas antologías. En la última década ha sido jurado permanente del Concurso Literario Internacional «Ángel Ganivet» (Asociación de Países Amigos, Helsinki, Finlandia) y jurado del VIII Concurso Literario Bonaventuriano (Universidad San Buenaventura de Cali, Colombia).
Publica asiduamente ensayos literarios, tanto académicos como de divulgación, en diversas revistas culturales y medios digitales nacionales e internacionales. De entre los últimos: Literatura testimonial: justificación personal o voluntad de utilidad histórica. Dos testimonios de Sonderkommando en Auschwitz, en Revista Destiempos (México) n.º 42, Estudios y Ensayos, Diciembre 2014-Enero 2015, p. 50-86; Casi once años sin Terenci Moix: la herida de la esfinge no cicatriza, en Luz Cultural (24 de enero de 2014); Dorian Gray ayer y hoy: Retrato del seductor sin edad, en Revista Almiar – Margen Cero III Época n.º 74 / mayo-junio 2014, 14/05/2014… Sus críticas de cine suelen aparecer en la revista digital Luz Cultural y en el diario Luz de Levante. Prologó El Retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde (Editorial Nemira, 2009).
Desde 2009 colabora ininterrumpidamente con la revista digital bimestral miNatura: Revista de lo breve y lo fantástico, en la que han visto la luz sus microtextos de género fantástico, de ciencia ficción y terror. Ha sido incluida en Tiempos Oscuros: Una Visión del Fantástico Internacional n.º 3 (especial monográfico sobre el estado actual del género en España) y en varias antologías de la editorial Saco de Huesos. Un compendio de sus obras narrativas pertenecientes a los géneros de terror y ciencia ficción puede consultarse en la Biblioteca Tercera Fundación. Más información sobre el resto de su producción literaria en:
http://sites.google.com/site/salomeguadalupeingelmo http://salomeguadalupeingelmo.blogspot.com.es.

 

biblioteca de relatos en Margen Cero

Relatos en Margen Cero


Revista Almiarn.º 83 | noviembre-diciembre de 2015MARGEN CEROAviso legal

 

(Total lecturas: 140 ♦ Reciente: 1)