aforismos por
Andrés Varela Miranda

 

Advertencia

LEER ANTES Y DESPUÉS DE USAR

Esto va a por todos, incluso a por mí mismo.
Especialmente a por mí mismo.

linea-bolitas05

 

Para demostrar la ley de la gravedad se colgó de la viga del granero. Eso decía la nota a sus pies. No sé, yo creo que estaba hasta los huevos y nadie se percató de la gravedad del problema.

* * *

«Comer es caro, drogarse es barato», decía una pintada sobre el muro de una casa de protección oficial. Me arriesgaré a decir que la persona que lo borró, aparte de hacerlo en contra de su voluntad, lo hizo a cambio de un salario.

* * *

Seguid lanzándome ladrillos, porque con ellos construiré mi castillo.

* * *

Cuando se me suben los humos a la cabeza recuerdo que venimos todos de un charco de mierda y se me pasa.

* * *

Antiguamente, parece ser, cuando el líder caía en la batalla, la moral de la tropa decaía y el ejército enemigo lo aprovechaba. No sé si sentirme culpable o no, pero si mis «líderes» no se levantan mañana, créanme que voy a disfrutar del café todavía más, canturreando y todo.

* * *

Yo no sé si la gente que dice cosas como «Quiero ir al fin del mundo» o «Me iré muy lejos» es consciente de la nimiedad de esas distancias. Relativamente.

* * *

Dicen que la violencia no es deseable. Especialmente aquellos que han teñido de sangre (de otros) la faz de la tierra.

* * *

El otro día, en la peluquería, me dijeron que el pelo para hacer pelucas venía de Vietnam. Imaginarme a los fulanos dejándose pelar para cubrir a los calvetes de por aquí me rompió alguna cosa por dentro, de verdad, algo entre el páncreas y el corazón.

* * *

¿Cuando dicen que a las mujeres se les conquista por las orejas quieren decir que tengo que dejarme un pastón en pendientes?

* * *

Hazme caso, si quieres ser realmente generoso, regala tiempo.

* * *

A veces te pagan vuelos de avión. Sí, cuando te mandan para tu «puto» país, que curiosamente siempre está mucho peor que al que tratas de ir.

* * *

Tengo un sueño recurrente. Pista de atletismo. Se preparan para competir. El hombre lobo, el hombre araña, la rana Gustavo, Superman, Batman, mi madre con un trapo de cocina en la mano, mi antiguo profesor de economía, Antonio Vega, Einstein, Bob Esponja… Yo qué sé, una tropa de superhéroes y heroínas dispuestos a dar lo mejor de sí mismos. La putada es que siempre me despierto antes de que acabe la carrera.

Sin embargo, yo sé que la cosa está entre la rana Gustavo y mi madre. No te quepa duda.

* * *

Hay gente que estudia coprolitos. Fíjate bien, incluso de la mierda podemos aprender cosas interesantes.

* * *

Un par de homínidos van a cazar y se encuentran con que un incendio ha quemado los bosques circundantes. Uno de ellos recoge por la cola un cadáver chamuscado y lo prueba con reticencia. Mira hacia el otro tipo, que se encoge de hombros y susurra: «Si no hay nada mejor…».

* * *

El profesor señala en la pizarra líneas y círculos que ha aprendido de memoria mientras habla de la proporción áurea y las reglas de composición, diciendo muy serio que no se trata de algo subjetivo.

El estudiante se rasca la cabeza inferior mirándole las tetas a la de enfrente y luego piensa que va a hacer las fotos como le salga de los cojones.

* * *

Siempre fue muy curioso. Hasta el punto de que solía comprar libros de, al menos, segunda mano. Le encantaba ver qué frases habían sido subrayadas o los comentarios adicionales. Era como si leyese el libro acompañado de alguien más que su propia soledad.

* * *

En el momento que consideres que alguien te alaba en exceso, sigue mi consejo: cálzate unas zapatillas deportivas y sal corriendo (a toda hostia).

* * *

Me duele escribirlo, pero hay días en que el camino más rápido para que te tomen por gilipollas es tratar de ser realmente bueno con los demás.

* * *

Cuando hables mal de alguien delante de mí, respeta mi sonrisa, y no la malinterpretes, pues me estoy compadeciendo de ti.

* * *

Hoy lo suelto todo y mañana me arrepiento, le dijo el pene al coño o el escritor al cosmos.

* * *

¿Quieres ser un tío rebelde de verdad? Vístete de rosa y a ver cuánto aguantas. Para eso sí que hay que tenerlos en su sitio. Si no, ponte tatus y pendientes. Supongo que también puede valer para jugar un poquito sin hacerse daño. 

* * *

Soy perfectamente contradictorio y lo disfruto. Soy perfectamente consciente de que escribiendo sólo me pongo máscaras. Me doy cuenta de que quien presume de ser estático sólo está mintiendo por miedo a perderse. Y todo irá bien.

* * *

¿Así que tus principios son más importantes que los míos y nunca cambiarás de opinión? De puta madre, otra oveja al matadero.

* * *

Se nos llena la boca y se nos hincha el pecho diciendo que somos comunistas o anarquistas o de derechas o de arriba o de abajo o panteístas o racistas o ecologistas. ¡Felicidades por ser un -ista!

* * *

No sé si nuestros descendientes nos juzgarán con la misma dureza con que nosotros juzgamos a Hitler. Si no lo hacen querrá decir que la inteligencia se ha resentido.

* * *

Otro día más que nace llorando luz en todas direcciones. Solo tú podrás descifrar la melodía de ese llanto, piensas con la taza de café humeante en la esquina del escritorio.

ilustración aforismos Andrés Varela

Contactar con el autor: a.varela.miranda [at] gmail.com

 Lee otros relatos de este autor

Ilustración: Fotografía por JvMvD / Pixabay [CCO]

 

biblioteca aforismos Andrés Varela Miranda

Más relatos en Margen Cero


Revista Almiarn.º 88 / septiembre-octubre de 2016
MARGEN CERO™Aviso legal

 

(Total lecturas: 236 ♦ Reciente: 1)